¿Podrá Keylor Navas luchar con el PSG por tres títulos más esta temporada?

Falta por definir qué pasará con la Copa de Liga, Copa de Francia y Champions 
Las explicaciones del fútbol francés para cancelar La Liga y cómo reinventarse

Imagen

El PSG del costarricense Keylor Navas ha sido proclamado campeón en la primera división de Francia tras la cancelación del campeonato y falta por conocer qué pasará con la Copa de Francia y la Copa de la Liga, en donde en ambas el equipo del tico logró llegar a la final.

El PSG se enfrentaría al St. Étienne y al Olympique de Lyon. Ambos certamenes podría quedar desiertas o disputarse en septiembre.

¿Champions? 

Con respecto a la Champions se está a la espera de una decisión de la UEFA. Se valora jugar a partido único. 

La escuadra parisina logró su boleto a cuartos de final tras derrotar al Borussia Dortmund. 

MÁS INFORMACIÓN 

¿Cómo pueden sobrevivir los clubes franceses a lo que en La Liga se había calificado como una debacle? 

"Readaptándonos, modificando los planes financieros y optando por un plan B de cara al próximo mercado. Desde el inicio de la crisis sanitaria, en cada reunión de la LFP el escenario de no volver a competir estaba muy presente", explica Eduardo Macià, director deportivo Girondins de Burdeos. 

En Francia se presentó un protocolo muy estricto para la vuelta que contemplaba controles a los jugadores y a todos sus familiares. Los ingresos de los clubes también dependen entre el 35% y el 50% de los derechos de televisión, de los que sólo han cobrado hasta hora dos de los cuatro plazos previstos. Interés económico existía, pero no tan intenso ni tan unánime. "Los clubes están más saneados y con todo el deporte profesional suspendido, incluidas competiciones míticas como el Tour de Francia o el GP de Mónaco, ¿cómo iba a volver el fútbol?", reflexiona Macià.

Nadie se sentía con fuerza, y menos tras la postura del Gobierno. Pero también hubo dos voces que pesaron contra la reanudación. En el caso de la televisión, estimaban que su mercado perdería interés en una competición fría, a puerta cerrada y con demasiados partidos concentrados en pocas semanas. Con la mediación del Eliseo, el acuerdo con los operadores televisivos fue no retomar las competiciones.

La otra opinión con peso llegó de los entrenadores. "Muchos nos decían que sería una competición adulterada, que es imposible jugar más de tres partidos en 12 días, por el riesgo de lesión y por el peso mental que tendrían los partidos a puerta cerrada, que se hacen larguísimos", relata el director deportivo del duodécimo clasificado. "Además, hay equipos como el PSG que tienen 25 jugadores de altísimo nivel que pueden rotar sin problemas, pero otros cuando cambian tres son otro equipo".

El parón en el fútbol que ha provocado la pandemia del coronavirus se va a extender más allá de que suele darse entre temporadas. "Pero además hay diferencias fundamentales. 

Normalmente los jugadores vienen de cuatro semanas de descanso, no de encierro en sus casas, hacen una pretemporada y juegan entre seis y siete amistosos. Y aún así, los dos o tres primeros partidos se disputan a un ritmo muy bajo. Ahora eso no va a pasar. Si se volviera a jugar, la pretemporada se hará sin poder jugar ni partidillos en los entrenamientos y se volverá de lleno a la competición. Eso puede acarrear lesiones que afecten a la temporada siguiente", advierte.

MÁS INFORMACIÓN

¿Cómo van a amortiguar el golpe económico de haber dejado la Ligue 1 a medias? 

Con recortes individualizados y mecanismos de solidaridad. Sin legislación que permita Ertes, la reducción de los salarios de los futbolistas profesionales, que tampoco quería correr riesgos volviendo a jugar, se ha reducido de forma automática un 30%. "Incluso el sindicato ha aceptado que se puedan aplazar parte de los salarios, algo que se puede negociar de manera individual con los futbolistas", explica. Eso sí, ni se reduce a los canteranos ni a los empleados de los clubes que cobren menos de 3.000 euros. En el caso del Burdeos, "hemos modificado pilares estratégicos para ser ejemplares y hemos estudiado a fondo la situación de la plantilla para, con mucho diálogo, personalizar los recortes analizando cada situación particular", asegura Macià.

Con la suspensión oficializada, los directores deportivos ya piensan en el mercado. Durante dos meses, el equipo de scouting del Burdeos ha hecho el 70% de su trabajo habitual con planes de actividad, video análisis, controles de rendimiento racionales... "Solo hemos dejado de ver partidos en directo, que es solo un 30% de nuestra labor habitual". Pero dependen del escenario global. "No solo se trata de comprar, sino de lo que podamos vender. El verano pasado nos encontramos con más disponibilidad porque el Sevilla nos compró a Koundé por 25 millones. Pero ahora puede que tuvieras previsto poner en el mercado un jugador y, por el precio que te dan después de esta crisis, prefieras quedártelo. 

Tenemos que trabajar con muchos escenarios posibles", sentencia Macià. El único seguro es que los estadios franceses no se abrirán hasta septiembre.

Fuente: Diario El Mundo / España