AUDIO: Víctor Bolívar se convierte en agente libre y dice que su sueño es jugar con Cartaginés

EL JUGADOR REPASÓ ALGUNOS ASPECTOS DE SU VIDA Y EL PASO POR GUATEMALA

Resultado de imagen de PORTERO VICTOR BOLIVAR GUATEMALA

El portero Víctor Bolívar está listo para regresar al fútbol costarricense tras su aventura por el fútbol de Guatemala, donde logró proclamarse campeón una vez.

Su gran deseo ahora es volver a la liga donde se desarrolló como futbolista profesional.

Su salida del club guatemalteco Quiché FC sorprendió hace unos días.

“No se pudo llegar a un acuerdo porque en teoría iba a jugar como guatemalteco, sin embargo la Federación de Guatemala había mandado un requisito importante para que los jugadores que ya no estaban en el país no lo hicieran. Entonces la única opción era jugar como extranjero y las plazas ya estaban completas”

“La dirigencia buscó un acuerdo conmigo para que participaran los jugadores de campo y la directiva tomó la decisión de agradecerme. Ahora prepararme bien para el próximo torneo”, explicó el jugador a www.everardoherrera.com.

Bolívar siente un cariño especial por el Club Sport Cartaginés, equipo al cual espera defender algún día.

“Quiero jugar en Costa Rica, me siento bien físicamente, trabajé al cien por ciento… Hay un equipo que siempre me ha gustado y algún día creo que podré estar por ahí. Siempre me ha gustado el Club Sport Cartaginés… Yo tuve dos oportunidades de incorporarme en algún momento pero al final no se dio”, mencionó.

¿Cómo siente que le fue en Guatemala?

Yo viví más momentos buenos que malos en Guatemala, me fue bastante bien, me sentí cómodo. Los que hemos venido, hemos aportado. Guatemala me dio la oportunidad de crecer. Yo fui campeón con Antigua y subcampeón con dos equipos.

¿De su paso por Saprissa qué recuerda?

Eso fue lo mejor que me pasó como futbolista. Se tomaron malas decisiones pero me ayudaron a crecer y ser diferente.

¿A qué se refiere con malas decisiones?

A falta de madurez. No supe manejar lo que es estar en une quipo como Saprissa. Dejé pasar oportunidades importantes pero eso me enseñó a crecer. Paté siempre fue un gran consejero mío pero en su momento pensé en otras cosas.

¿Y aquel romance con Melissa Mora, lo recuerda?

Eso ya murió. Tengo una familia, la paso súper bien. Quizás esos fueron los momentos en los que estuve medio perdido. Luego yo cambié mi forma de pensar y de ser.

¿Por qué es tan difícil para el jugador joven?

Lo que pasa es que no llegas en un momento en el que alcanzas cosas tan rápidas. Yo pasé de ganar poco dinero a mucho dinero, cosas que no tenía años atrás y eso te cambia.

¿Cómo siente que lo ha tratado la prensa?

La prensa siempre me ha apoyado. Sí me molestó lo de los aficionados que me gritaban. De hecho por eso yo me fui a Guatemala. Fueron malos momentos para mí y mi familia. Yo no quería ni jugar. Hasta en la calle me gritaban. Fue difícil y yo no tenía paz. Eso sí me golpeó un poco.

MÁS INFORMACIÓN