Klopp hace un llamado a no imitar borracheras que protagonizó con el Borussia Dortmund

Imagen

A pesar de la ausencia del fútbol, Jürgen Klopp volvió a ser noticia. El actual entrenador de Liverpool realizó, junto con varios de sus ex jugadores, una teleconferencia para el canal oficial de Borussia Dortmund en la que recordó anécdotas con el club alemán, como así también alguna de sus borracheras al momento de celebrar los títulos.

“En 2011 estaba muy borracho, pero se me vio normal. En 2012, ni me acuerdo de nada”, contó el propio Klopp para desatar la risa de los futbolistas que aquella plantilla.

Y agregó, a modo de consejo: “Puedes ver lo que el alcohol hace a las personas. No beban. De lo contrario, perderán los recuerdos de los momentos más importantes de tu vida”.

Quince fueron los futbolistas de aquel Dortmund que asistieron a la teleconferencia. Entre ellos, Matts Hummels, Roman Weidenfeller y Mario Götze. Juntos revivieron las dos Bundesligas conquistadas de manera consecutiva en las temporadas 2010-2011 y 2011-2012.

La legendaria borrachera de Jürgen Klopp: “Me desperté solo en un camión”

En el 2011 Borussia Dortmund fue campeón de la Bundesliga, primer título de liga alemana en su carrera como entrenador. El festejo incluyó una borrachera de la cual solo recuerda cuando despertó… ¡en un cambión!

La anécdota fue contada por el propio técnico en un documental llamado Inside Borussia Dortmund, que se puede ver a través de Amazon Prime. Klopp confiesa que recuerda algunas cosas de aquel día porque lo demás “no tiene sentido”.

¡Se pasó de copas! No dudó en reconocer que ese día “estaba realmente borracho” y ese detalle ya era evidente por las entrevistas concedidas a otros medios. “Me desperté en un camión dentro de un garaje. Estaba solo. Lo recuerdo, pero no tengo ni idea de lo que pasó las horas anteriores”.

Después de darse cuenta dónde estaba se percató de la presencia de otro hombre. Se trata de Aki Watzke, CEO del Borussia Dortmund. Los únicos presentes en el parqueadero, con los efectos de la resaca encima. “Jurgen estaba acabado, siempre se divertía con los más duros de todos”, recordó el directivo.

MÁS INFORMACIÓN