Tyson cuenta que su tigre le rompió la mano a una mujer y para compensarla le dio $250 mil

Imagen

Meses atrás, el ex boxeador Mike Tyson reveló cuál fue el hecho que lo obligó a deshacerse de su tigre bengala pero en las últimas horas hizo públicos algunos detalles hasta ahora desconocidos de ese incidente.

En una entrevista concedida en noviembre de 2019, Tyson contó que decidió sacar al animal de su hogar cuando “le arrancó el brazo a alguien”. Sin embargo, en aquel momento, no habló en profundidad sobre el dramático hecho.

En las últimas, el ex boxeador de 53 años no se ahorró detalles sobre lo ocurrido. En una charla vía Instagram, el rapero estadounidense Fat Joe le preguntó si era verdad que el tigre se había escapado de su jaula y había atacado a un vecino. Tyson negó terminantemente la versión y explicó lo que realmente pasó: una mujer se metió en su propiedad, se acercó al animal y, finalmente, fue víctima de un feroz ataque.

MÁS INFORMACIÓN 

“Alguien saltó la cerca justo donde estaba el tigre y empezó a jugar con él. El animal no conocía a esta mujer y ocurrió un feo accidente”, relató el ex campeón mundial de los pesos pesados.

Big Mike admitió que le pagó una importante suma a la víctima a raíz de lo que le hizo su “mascota”: “Cuando vi lo que el tigre le hizo a su mano, yo tenía mucho dinero en aquel entonces, entonces le di 250 mil dólares porque ella estaba jod...”.

Las heridas en el brazo de la mujer fueron realmente importantes y Tyson las recuerda hasta el día de hoy. “Uno no puede creer lo que (los tigres) le pueden a la carne humana, yo no tenía idea”, dijo.

En ese sentido, agregó: “Yo era muy tonto en ese entonces. No hay forma de domesticar a estos felinos en un cien por ciento, no hay manera de que eso pase. Ellos te matan por accidente, no es que tratan de hacerlo, lo hacen por accidente”.

“Son demasiado fuertes, especialmente cuando juegas rudo con ellos. Los golpeas y de repente ellos te golpean a tí, y estás muerto”, señaló el ex boxeador, que reconoció que llegó a dormir con sus enormes felinos.

En la actualidad, Tyson -que tomó la decisión de tener un tigre de bengala cuando estaba en prisión cumpliendo una condena de seis años por violación- habla una y otra vez de lo arrepentido que se siente de haber tenido esos animales en su mansión. “Creí que se podían domesticar, estaba equivocado”, sostuvo.

En su momento, Big Mike decidió pagar unos USD 60.000 para comprar a su tigre de Bengala hembra a la que llamó Kenia. La adoptó como mascota y pasaba mucho tiempo con ella, así fue durante casi dos décadas, hasta que se vio forzado a venderla. “Tenía un tigre como mascota, se llamaba Kenia y pesaba alrededor de 500 libras (200 kilos). Sentía un gran afecto por ella. La cuidé, dormía con ella, la tuve en mi habitación", comentó tiempo atrás.

Mike Tyson contó por qué tuvo que deshacerse del tigre de Bengala ...