Buscar en Google:

AL PIE DEL DEPORTE CON EVERARDO HERRERA SOTO 6 PM DEL 19/4/2024

Para escuchar transmisión dar click en el parlante ubicado en la parte inferior derecha del video.

VIDEO: Gimnasta Simone Biles ejecuta el salto más difícil de la historia que ahora recibirá su nombre

La gimnasta estadounidense, Simone Biles, ha logrado ejecutar el salto más difícil de todos los tiempos. 

Se trata del elemento Yurchenko con doble mortal carpado y nunca antes una mujer lo había llevado a cabo en una competición internacional. Biles lo ha hecho en la jornada clasificatoria del Mundial de Amberes de gimnasia artística.

 

La deportista regresa así por todo lo alto a un campeonato de este tipo tras dos años de parón en su carrera para tratar su salud mental. "Después de la actuación que hice, no quería seguir. Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo", señaló la atleta tras los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Cuando Biles registró este ejercicio antes de la competición, la Federación Internacional de Gimnasia (FIG) advirtió que su ejecución sin fallos colocaría el movimiento en lo más alto de la lista de la gimnasia femenina. Así, entraría en el código de puntuación con la nota más alta de partida de toda la gimnasia femenina: 6,4. Es decir, una ejecución perfecta significaría sumaría 16,400 puntos. 

Con el salto que ahora recibirá su nombre, el Biles II, la atleta se ha colocado primera en la clasificación all around del Mundial con 58,865 puntos. Su Yurchenko con doble mortal carpado se llevó 15,266 puntos de los 16,400 posibles. Aunque el ejercicio recibió la mejor nota de toda la sesión de salto, no consiguió reunir todos los puntos por aterrizaje imperfecto con paso atrás y asistencia de su entrenador.

Hasta ahora, este ejercicio solo se había visto en la competición masculina, donde recibía el nombre de Yang Wei. Biles comenzó a practicarlo sin presión en el año 2016 aunque empezó a hacerlo a conciencia a principios de 2020. De hecho, ya lo ejecutó el 21 de mayo de 2021 en el GK US Classic.

Aunque la gimnasta estadounidense ya lo había llevado a cabo en competiciones nacionales, no ha sido hasta esta ocasión que lo ha llevado a un campeonato internacional. Un requisito necesario para que la FIG lo acepte y lo bautice con su nombre.