Cada vez más Netflix le ''roba'' al cine tradicional sus grandes estrellas

Imagen

La pandemia ha cambiado completamente el futuro del cine. al menos a corto plazo y a largo ya veremos. 

Hay menos rodajes activos y la gran mayoría son para completar super producciones que habían comenzado a filmarse antes de la crisis sanitaria, por eso no nos sorprende que Netflix acabe de cerrar un reparto coral enorme. De esos que hasta hace muy poco solo hubiéramos visto ilustrando los espacios promocionales de las salas de cine.

Como dice el refrán, si la montaña no va a Mahoma, pues las estrellas más grandes se pasan al streaming. Hasta Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence se han sumado, dos celebrities que hasta ahora se habían resistido a las películas online.

No cabe ninguna duda de que en los últimos años el streaming ha escalado peldaños a pasos agigantados en la meca del cine. Los Oscar ya no se resisten a sus películas y las grandes estrellas se han ido sumando a sus filas poco a poco, y la pandemia no está haciendo más que afianzar esta realidad. Si Glenn Close y Amy Adams apuntando al Óscar o David Fincher dirigiendo una película con miras a satisfacer la nostalgia de la Academia como Mank -ambas de Netflix- pues la prueba definitiva la podemos encontrar en Don’t look up, el proyecto que prepara Adam McKay para el gigante del streaming, el director de cintas aplaudidas por la crítica y la temporada de premios como La gran apuesta (2015) y El vicio del poder (2019), que se pasa al streaming de la mano de un reparto impresionante.

Fíjense qué nombres: Meryl Streep, Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Timothée Chalamet, Ariana Grande, Cate Blanchett, Jonah Hill, Mathew Perry, Himesh Patel, Kid Cudi y Tomer Sisley.

Impresionante. McKay es conocido por crear repartos que encajan a la perfección en los puzles de sus historias. Lo vimos en la química explosiva que compartían Mark Wahlberg y Will Ferrell en Los otros dos (2010) o la forma en que todos los personajes cargaban con el peso de la trama al unísono en La gran apuesta, o las estupendas interpretaciones que sacó de Christian Bale, Sam Rockwell, Steve Carell y Amy Adams en El vicio del poder. Lo que puede conseguir con un reparto de este calibre promete ser una bomba de talento.

De momento se desconocen detalles específicos sobre el proyecto, pero sí sabemos que será muy diferente a sus apuestas anteriores basadas en historias reales. Don’t look up girará en torno a dos astrónomos que comienzan una gira viral para advertir a la humanidad que un asteroide se acerca a la Tierra.

Se trata del primer proyecto que Leonardo DiCaprio hace para Netflix, demostrando que su salto al streaming ya es toda una realidad. Su próxima película con Martin Scorsese, Killers of the Flower Moon, terminó pasándose al formato online tras ser adquirida por Apple TV+, por lo tanto Don’t look up es su primera producción como actor que hace con la intención inicial de que sea para el streaming. Lo mismo que Jennifer Lawrence que tras convertirse en una de las jóvenes actrices más solicitadas de Hollywood probará suerte por primera vez en el formato online con esta producción. Muy a diferencia de Meryl Streep, Timothée Chalamet, Cate Blanchett o Jonah Hill que llevan varios proyectos acumulados en el streaming, tanto en forma de serie como película.

Don’t look up se define oficialmente como una comedia y en teoría se estrenaría en 2021. Como lo ven, el streaming está más afianzado que nunca en Hollywood ¿o quien hubiera dicho hace unos años que veríamos a Meryl Streep, Nicole Kidman, Julia Robert, Robert DeNiro o Leonardo DiCaprio estrenando películas para que veamos directamente en casa?

Leonardo DiCaprio (Jordan Strauss), Jennifer Lawrence (Charles Sykes), Meryl Streep (John Shearer), Cate Blanchett (Jordan Strauss). Imágenes de Gtres

Fuente: Cine 54