Buscar en Google:

Al pie del deporte 6 pm del 03/08/2021

Para escuchar transmisión dar click en el parlante ubicado en la parte inferior derecha del video.

Tokio prohíbe la venta de alcohol a los aficionados durante las Olimpiadas

Imagen

El alcohol, chocar las manos y hablar en voz alta estarán prohibidos para el reducido número de espectadores de los Juegos Olímpicos, ya que los organizadores reconocieron que el "sentido de la celebración" sería limitado en un evento que ya se aplazó un año debido al coronavirus. 

Los organizadores han seguido adelante con los preparativos de los Juegos Olímpicos, que siguen llamándose Tokio 2020, a pesar de la gran preocupación del público japonés por la posibilidad de que recibir a atletas de todo el mundo provoque nuevos brotes de COVID-19. 

Las publicaciones en medios de comunicación que indicaban que los organizadores estaban planteándose permitir el consumo de alcohol en las sedes de los Juegos Olímpicos provocaron protestas esta semana, y la etiqueta "Cancelen los Juegos Olímpicos" acumuló decenas de miles de mensajes en Twitter.

"Como el Comité Organizador quiere celebrar los Juegos de forma segura, es nuestra responsabilidad hacerlo", dijo el presidente de los Juegos Olímpicos de Tokio, Seiko Hashimoto, a los periodistas el miércoles, un mes antes de la ceremonia de apertura del 23 de julio. 

 

"Así que si nuestros ciudadanos están preocupados (por servir alcohol en las Olimpiadas), creo que tenemos que renunciar a ello. Por eso hemos decidido prohibir la venta de alcohol"

La venta de alcohol se ha restringido en Tokio y sus alrededores después de que las autoridades sanitarias advirtieran que el consumo de alcohol fomentaría el contacto y la mezcla en los bares, lo que podría contribuir a la propagación del virus. 

El patrocinador Asahi Breweries dijo que estaba de acuerdo con la decisión de prohibir la venta de alcohol, calificando la medida de natural. 

A los poseedores de entradas, que se seleccionarán en una nueva lotería después de que se limitara el número de espectadores nacionales a un máximo de 10.000 en cada sede, también se les pedirá que se abstengan de hablar por el camino, que vayan directamente a las sedes y luego directamente a casa, y no podrán pedir autógrafos a los atletas. 

"El mayor reto de los Juegos de Tokio es frenar el flujo de gente y limitar la sensación de celebración", dijo Hashimoto. "Nos estamos esforzando por hacer que los Juegos de Tokio sean seguros, para que no estén llenos de celebraciones". 

Expertos médicos japoneses han dicho que prohibir la presencia de espectadores era la opción menos arriesgada, pero también han incluido recomendaciones sobre la mejor manera de organizar los Juegos si se admiten espectadores. Los espectadores del extranjero ya están vetados. 

Hashimoto ha defendido la decisión de permitir espectadores.

"Entiendo que celebrar el evento sin espectadores reduciría el riesgo, pero hay pruebas de que no ha habido aglomeraciones en otros eventos y torneos", declaró Hashimoto el martes. 

Un número limitado de aficionados ha estado presente en los estadios de toda Europa para los partidos de la Eurocopa 2020 de fútbol y miles de espectadores han asistido a partidos de béisbol en Japón. 

Los organizadores dijeron el miércoles que decidirían si permitirían la presencia de espectadores en las sesiones nocturnas, teniendo en cuenta las infecciones, para el 12 de julio, cuando está previsto que se levanten las restricciones contra el virus en Tokio y algunas otras zonas. 

El primer ministro, Yoshihide Suga, aún no ha descartado la celebración de los Juegos sin espectadores si Tokio vuelve a estar bajo el estado de emergencia, del que no salió hasta el 21 de junio. 

Muchos japoneses siguen siendo escépticos sobre la posibilidad de celebrar incluso unos Juegos reducidos de forma segura durante una pandemia, ya que el miércoles se registraron 619 infecciones en Tokio, lo que supone un aumento de 118 casos con respecto a hace una semana.

"Creo que no será posible evitar el contagio dentro de la Villa de los Atletas", declaró a la prensa Masahiro Kami, director del Instituto de Investigación sobre Gobernanza Médica. 

"Debido al retraso en el despliegue de la vacunación en Japón, significa que las personas que entren y salgan de la Villa de los Atletas... no serán vacunadas a tiempo". 

Un segundo miembro de la delegación olímpica ugandesa, un atleta, ha dado positivo por COVID-19 en Japón, dijo el miércoles un responsable de Izumisano, ciudad que alberga al equipo, lo que supone un nuevo mazazo para la promesa de los organizadores de que los Juegos serán seguros. 

Los arduos preparativos para los Juegos Olímpicos también parecen haber pasado factura a los organizadores.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, fue hospitalizada el martes después de que el Gobierno metropolitano dijera que se tomaría el resto de la semana libre debido a la fatiga.