Florentino Pérez y su estrategia de alquiler de jugadores a otros equipos

Imagen

El Real Madrid ha pasado de ser uno de los clubes más temidos en el mercado, jugador que tocaba terminaba de blanco, a convertirse en un banco de talento al que acudir cuando no se tiene dinero para pagar traspasos de jugadores. Una especie de prestamista con un género muy determinado: futbolistas jóvenes, con hambre, mucho talento, pero con unas fichas notables.

Desde hace unos años equipos como el Sevilla, Villarreal, Real Sociedad, media Premier y una buena parte de la Bundesliga ojean con interés el portfolio madridista para sondear entre los jóvenes meritorios blancos. Futbolistas que llegan al Bernábeu sabiendo que los primeros años los pasarán lejos de Chamartín exhibiéndose en otro escaparate y acumulando experiencia para regresar mejor cocinados al Real Madrid.

En las últimas temporadas la secretaría técnica blanca ha apostado por hacer acopio de talento para después 'alquilarlo'. Un formato novedoso que permite a los jugadores salir a jugar fuera una o dos temporadas cedidos, a cambio del pago íntegro de la ficha del jugador y del pago de una cantidad que es la parte del traspaso amortizable año a año, y en otras ocasiones una cantidad superior para ganar dinero con la operación.

En otros casos se elige la venta con opción de recompra por una cantidad similar y con eso se asegura el regreso del futbolista. Un tipo de operación que se practica en Italia y en Inglaterra puntualmente desde hace años, pero que el Real Madrid lleva varias temporadas normalizando con éxito para sus arcas y sus futbolistas. Esto le permite aliviar el peso de una masa salarial importante y asegurarse que sus jugadores tienen protagonismo en equipos elegidos escrupulosamente por Juni Calafat y su equipo de colaboradores.

 

Destino Bundesliga

Alemania está siendo uno de los destinos favoritos del Real Madrid. Desde que abrió esa vía Dani Carvajal al marcharse traspasado por cinco millones al Bayer Leverkusen en julio de 2012, de donde volvió consagrado como el mejor lateral de la Bundesliga. Creció física y futbolísticamente y al año siguiente, pese a que había firmado un contrato por cinco temporadas, fue repescado por los blancos pagando 6,5 millones. Esa misma vía la emprendieron Omar Mascarell, Joselu, Lucas Torró o Borja Mayoral, que sigue en la plantilla, pero con muchas opciones de salir a la Roma.

Otros dos que escogieron la vía alemana fueron Jesús Vallejo, que jugó en el Eintracht la temporada 2016-17, y recientemente Achraf Hakimi. El lateral marroquí se marchó en julio de 2018 al Dortmund y dos deslumbrantes años después ha sido traspasado por 40 millones al Inter de Milán, concretando la operación más lucrativa para las arcas del Real Madrid con un canterano. El último ha sido Reinier, brasileño de 18 años por el que los blancos pagaron 30 millones al Flamengo. Después de tres partidos en el Castilla, donde no encajó bien con los canteranos, se ha marchado cedido al Dortmund, donde ya ha debutado como jugador del Borussia.

Pero Alemania no ha sido el único destino. Dani Ceballos, jugador que tiene la X puesta por Zinedine Zidane tras una disputa por su fichaje con el CEO José Ángel Sánchez, busca en el Arsenal los minutos y la visibilidad que necesita para que Luis Enrique le incluya en el grupo de la Selección para la Eurocopa. Martin Odegaard ha sido recuperado después de un año en la Real Sociedad en el que ha rozado la excelencia. Los donostiarras confiaban en mantener su 'alquiler' otra temporada, pero Zidane lo ha reclutado.

 

Un modelo rentable

Takefusa Kubo ha sido una de las perlas del mercado este verano. El japonés, que brilló la pasada campaña con el Mallorca en Primera, había sido requerido por varios equipos españoles y de otras ligas como la inglesa. Finalmente, el Real Madrid ha decidido mandarlo al Villarreal, equipo que juega la Europa League y que propone un fútbol de buen pie en el que Kubo puede revalorizarse y desarrollarse como futbolista. Su vuelta se da por hecha por su calidad, juventud y la apuesta estratégica que supone para el Real Madrid en el mercado asiático.

Otro jugador muy demandado ha sido Sergio Reguilón, futbolista al que Zidane no ha hecho hueco en su grupo pese a haber debutado con la Selección incluso. El canterano jugó la pasada temporada en el Sevilla, que ha insistido en hacerse con sus servicios, pero el club finalmente ha optado por hacer caja y lo ha mandado al Tottenham, que ha pagado 30 millones de euros que vienen muy bien a las arcas blancas. Así, el Real Madrid ha ingresado 80 millones por dos laterales sin tocar la estructura de su plantilla. Una buena maniobra para las arcas y para el control económico del Fair Play Financiero. Además, el Real Madrid se ha guardado la opción de recompra de Reguilón, jugador que cuando concluya la etapa de Zidane tendrá muchas opciones de regresar porque es muy del gusto de Florentino Pérez.

Otro lateral que ha sido 'alquilado' es Álvaro Odriozola, que llega al Bernabéu con la Champions debajo del brazo tras pasar un año en Múnich blindando el carril derecho del Bayern. Zidane lo incorpora como recambio de Carvajal después de pasar una temporada improvisando a Lucas Vázquez como lateral. Al centrocampista Óscar Rodríguez lo ha mandado al Sevilla ingresando 15 millones por el 75% de su pase, con lo que se aseguran una parte del traspaso en otro modelo formato de operación más típica del fútbol sudamericano. Y a Andrei Lunin lo recupera tras pasar un año en Oviedo aclimatándose al fútbol español. El ucraniano, se comenta en las oficinas del club, "pinta a potero para muchos años en el Madrid".

El mercado se va cerrando con la salida escalonada de jugadores del Real Madrid a destinos cada vez más ilustres, equipos de Champions o de Europa League normalmente, con este peculiar formato. Un alquiler muy rentable que da un respiro a las arcas blancas y una oportunidad a los jugadores. Zidane dispone así de una nómina extra que ronda la decena de futbolistas cada verano para 'fichar' sin gastarse un euro. Jugadores que son protagonistas en los clubes a los que van y que están dando buen rendimiento, lo que hace que cada año más equipos se acerquen al Bernabéu a alquilar talento.

MÁS INFORMACIÓN