Pedro Martín: el estadístico español contrario al VAR y lo demuestra con datos

Imagen

Su base de datos es impresionante. Su ‘caja negra’ asusta. Su disco duro ocupa casi una habitación. Pedro Martín (@pedritonumeros), exárbitro de Preferente y una de las más fiables fuentes de información estadística de la Liga, es el fiscal del VAR, el delator, no tanto de la maquinita, del videoarbitraje, sino de cómo se utiliza, cuándo se utiliza y con qué criterios se utiliza.

Martín, de 53 años y que cuenta con un equipo de jóvenes voluntarios que le ayudan a alimentar de datos esa habitación secreta, cree que el VAR debería desaparecer “porque, no solo ha cambiado las reglas del fútbol y, lo que es peor, su aplicación, sino la manera que se juega a fútbol”. Y si no lo quieren quitar, que acoten su funcionamiento.

Los auténticos números

Cuando le dices a Martín, seguido en twitter por más de 120.000 aficionados (puro fútbol, enfermos del balompié y, por supuestos, muchísimos profesional del balón y del periodismo) y especialista de la cadena COPE, que Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros, asegura que el VAR ha acertado en más del 96% de las ocasiones, te lanza los siguientes datos: “El año pasado intervino en 202 acciones de penaltis: 130 señalados (27 de ellos, mal señalados), 72 no señalados y, por tanto, tuvieron un porcentaje de acierto del 51% y, este año, han intervenido en 209 acciones, 149 señalados (69, mal señalados) y 60 no señalados y, por tanto, el porcentaje de acierto ha bajado al 42%”.

Más, más. La media de penaltis señalados por manos en las 10 Ligas anteriores a la aparición del VAR fue de 22; en la primera con VAR (2018-19) fueron 35 y, en esta última, 48. “El árbitro, ya no digamos los jueces de líneas que, tras la aparición del VAR, ya no sirven para nada ¡para nada!, ha dejado de actuar con la libertad de antes porque se sabe controlado, vigilado. La única manera de que vuelva a ser protagonista o juez (casi) único es cambiar la fórmula de actuación del VAR y en eso está la FIFA porque, tal y como se ha demostrado en los países donde llevan un año más que nosotros, el VAR va a peor cada año que pasa, provocando más y más polémica en lugar de generar justicia”.

Un ritual perdido

Martín asegura que la FIFA está estudiando recuperar el protagonismo del árbitro del campo y conceder dos oportunidades ‘de reclamación’ por equipo, como ocurre en el tenis, hockey hierba, béisbol o fútbol americano. “Cuando tú analizas lo que ha significado la llegada del VAR al fútbol has de poner en una balanza ¿no? las cosas buenas y las cosas malas, lo que te da y lo que te quita. Y, para mí, el balance es negativo, muy negativo, porque el VAR le ha quitado al fútbol su versión más original, no su versión más polémica, ni siquiera la incertidumbre que tenía, que también, sino fue versión más auténtica”.

Vale, según @pedritonumeros, el VAR, ciertamente, corrige errores evidentes (ya no hay goles fantasmas, ya no hay goles como el de la ‘mano de Dios’, los fueras de juego son más evidentes, las agresiones alevosas son roja directa, los tramposos son pillados al instante…), pero le quita cosas de toda la vida, únicas, irrepetibles, irremplazables. “Por ejemplo, no se pueden celebrar los goles. Parece una bobada ¿verdad?, pues no lo es, es la esencia del fútbol. El fútbol no es un deporte donde se metan 100 goles, perdón, 100 canastas por partido, como en baloncesto, se mete uno, dos y, a lo sumo, tres. Y, por tanto, se trata de un auténtico ritual, de la esencia del fútbol, que ha desaparecido”.

 

Otro gran problema y crítica al VAR: se para continuamente el juego y, no por segundos, sino por minutos. “Un partido ha pasado de durar 90 o 93 minutos a 110. El fútbol es un deporte de continuidad. Todas las reglas del fútbol son para que el juego tenga continuidad…menos el VAR. Todo lo que implica la aplicación del VAR va en contra de la esencia del fútbol: no celebras los goles y se juega de otra manera. ¿Lo quieren convertir en el fútbol americano, show incluido?, vale, que lo hagan, ¡pero que lo digan!”

Camiseta antiVAR solidaria

Ya ni comentemos, señala Pedro Martín, el día que te toca un mal árbitro, que los hay. “Ese día es el caos absoluto porque, con un buen colegiado, el VAR pasa casi desapercibido, pero con un mal árbitro aquello se convierte en un desbarajuste total”. Esos desbarajustes y caos son los que ha provocado que @perdritonumeros y sus colegas de datos hayan lanzado, a través de Instagram y la cuenta varcacafuti, una camiseta ‘antiVAR’, cuya recaudación va, directamente, al Banco de Alimentos de Málaga, una de las zonas más queridas por Martin. ‘Cacafuti’, cuenta el simpático y documentado fiscal del VAR, “es una forma simpática, castiza, divertida de decir ‘a la mierda’, en tono jocoso”. Bueno, no tan jocoso, no, pues él piensa (y documenta) que, sin VAR, el fútbol volvería a ser auténtico. O más auténtico.

MÁS INFORMACIÓN