Burrito Ortega: "En una época estuve peleado con la vida. Me equivoqué"

Imagen

Fueron varios los temas que tocó Ariel Ortega en esa charla jugosa que mantuvo en el live de Instagram que sostuvo con Lito Costa Febre, reconocido relator de River.

Habló de la situación actual del club, de Gallardo, de la final en Madrid, de su trabajo -se encarga del desarrollo de la técnica individual de los más chicos-, de su participación en el fútbol Senior... Muchos recuerdos lindos y otros no tantos, aunque el Burrito respondió a todo. Y entre los tópicos de la charla surgió aquel recordado encontronazo que tuvo con Diego Simeone, en 2008, cuando tras consagrarse campeones con River el otrora DT lo dejó afuera en el partido final ante Banfield luego de que el jugador haya tenido una semana complicada a nivel personal. ¿Y qué dijo hoy, a sus 46 años, el rey del enganche? Imperdible...

"Yo no le tengo bronca a nadie, y menos en el fútbol. Por ahí hubo cosas que me dolieron pero en aquel momento fui a la habitación de él (por Diego Simeone) y le dije todo lo que tenía para decirle a él y a Nelson Vivas. Yo en ese momento los re puteé a él y a Nelson, y ellos me dijeron las cosas que tenían que decir y ya está. Son cosas que han pasado en su momento, pero a mí me dolió porque fue como una traición. Habíamos salido campeones hacía una semana, podría haber jugado ese partido. Pero hay gente que se cree más importante que el club y cada uno tiene la forma de ser. Es un gran entrenador pero hay otras cosas que yo priorizo y River está más allá de los nombres...", se explayó el Burrito, sin pelos en la lengua.

Ahora bien, en medio de ese contexto, Ortega también fue muy autocrítico respecto de los momentos personales que le tocó vivir en River​ y que muchas veces lo complicaron no solamente a nivel emocional sino también en su carrera. "Fue un momento de mi vida y de mi carrera que estaba muy en rebelde. No sé, hoy por hoy, lo que me pasó: me agarró el pelotudeo de grande. No le encuentro explicación, estaba como peleado con la vida, enojado con los periodistas, compañeros, con todo el mundo...", relató. Y continuó...

"Hacía todo para ponerme a todos en contra, y la verdad es que no lo lograba porque mucha gente me quería mucho. Mis compañeros siempre me bancaron aunque me arrepiento por fallarles, por faltar a entrenamientos... Pero son cosas que pude superar y puse muchas ganas para eso. Mis hijos empezaron a crecer y hoy por hoy estoy bien, trato de disfrutar la vida, compartir cosas con mis compañeros y amigos. Y el disfrute de hoy es una satisfacción. Pero sí, me he mandado cagadas... La podría haber pasado mejor futbolísticamente, habría hecho más goles, habría jugado más partidos, ganado más títulos... Pero la vida se me dio así, y todos somos seres humanos y yo me equivoqué. Lo importante es que en ese momento tuve diferencias con entrenadores, pero con mis compañeros nunca. Después la vida es de uno y trata de sobrellevarla como pueda", reflexionó.

SU OPINIÓN SOBRE PASSARELLA​

"Es raro... La verdad que es inentendible lo que pasó con él. Me hizo debutar con 17 años en River, me dio la posibilidad de jugar y hasta me ayudó para abrirme una cuenta en el banco... Pero después de todas las cosas malas que pasaron en River​, que a uno como hincha le partieron el alma, ver lo que hizo con el club me dolió sinceramente. Yo amo a River pero son cosas que es muy difícil de entender... Algún día lo veré y lo saludaré, pero yo no lo volví a ver nunca más a él...".

SUS MEJORES COMPAÑEROS EN RIVER

"Francescoli fue lo máximo para mí, haber compartido la cancha con él fue único. Con Ramón Díaz también... Fueron jugadores diferentes, hacían otras cosas y jugar con ellos dos fue muy lindo. El mejor con el que me tocó jugar fue Francescoli: nos entendíamos a la perfección. Sin dudas, Jugué con los mejores en River​".

EL MEJOR COMPAÑERO QUE TUVO EN EL EXTERIOR

"Romario. Jugué poco tiempo en el Valencia, pero nunca vi un jugador como él. Cuando llegó recuerdo que yo lo veía pachorriento, y decía 'a quién le va a hacer un gol este tipo...'. Y cuando agarraba la pelota en tres cuartos de cancha, nunca vi a un jugador como él. No erran nunca frente al arco y a los arqueros no le daba tiempo de reaccionar. Me sorprendió".

¿CUIDÓ LOS AHORROS DE SU VIDA?

"Sí, por supuesto. Soy una persona que vive normal y siempre me di mis gustos. Pero siempre cuido lo que me costó y gané dentro del campo de juego. Creo que uno trata de cuidarlo, eso me lo enseñó mi papá. Me costó tanto ganar plata que trato de cuidarla para que mis hijos crezcan y uno pueda darle una buena vida".

Fuente: Ole Argentina

MÁS INFORMACIÓN