Buscar en Google:

Al pie del deporte 6 pm del 03/03/2021

Para escuchar transmisión dar click en el parlante ubicado en la parte inferior derecha del video.

La vacuna Sputnik V es también un instrumento para aumentar la influencia de Rusia en América Latina

Imagen

En Argentina, Venezuela y Bolivia, países gobernados por presidentes de izquierda con estrechos vínculos con el presidente ruso Vladimir Putin, el Sputnik V ha sido aprobado para uso de emergencia. Con casi tres meses de uso de Sputnik V, las percepciones parecen haber cambiado mucho.

Los rusos están empezando a confiar poco a poco en su vacuna y su eficacia ha sido avalada recientemente por la prestigiosa revista médica británica The Lancet. Muchos países, especialmente en América Latina, tocan las puertas de Rusia para negociar las dosis de su prometedor inmunizador, y el país se apresuró a responder y ofrecer su apoyo.

Expertos consultados por BBC News Mundo, el servicio español de la BBC, garantizan que el éxito de la vacuna, producida con recursos estatales, será una estrategia de marketing eficaz y una importante herramienta geopolítica para Rusia en los países con menos recursos.

"Este es un punto de inflexión para nosotros", dijo Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa, la agencia estatal que financió la vacuna, en una entrevista con la agencia de noticias financieras Bloomberg.

El gobierno ruso informa que muchas de las 8 millones de dosis ya fabricadas serán enviadas a los países que las encargaron hace unos meses.

Una docena de países mostraron interés. Entre ellos se encuentran aliados de Moscú, como Hungría o Irán, y también un buen número de latinoamericanos, como Brasil, México, Paraguay, Venezuela y Colombia.

En Argentina y Bolivia, la población ya ha comenzado a vacunarse de hecho con la vacuna rusa. "El Sputnik V llega en un momento crucial para América Latina", dijo a BBC News Mundo Vanni Pettinà, experto en asuntos exteriores de Rusia en el Colegio de México.

"Los países de la región no tienen tecnología propia para desarrollar sus vacunas ni dinero para comprar las muy caras vacunas privadas aprobadas", agrega el especialista.

En este sentido, Pettinà augura que el carácter estatal del Sputnik V facilitará su distribución y compra por países con menos recursos. Y ese hecho sin duda favorecerá también un uso geopolítico que Putin podrá utilizar muy bien siempre que quiera.

"Como es de propiedad estatal, Putin puede decidir literalmente cuántas dosis dar, a qué precios y a quién. Y todo esto estará condicionado por las evaluaciones políticas y estratégicas del Kremlin", añade Pettinà.

“Está claro que Rusia utilizará la vacuna como herramienta geopolítica para incrementar lo que llamamos 'soft power' entre estados con menos recursos y también otras empresas privadas a las que vende sus patentes”, explica Mira Milosevich, experta en Rusia y Eurasia del Real Instituto Elcano, con sede en Madrid, España.

"Durante la Guerra Fría, el poder blando se impuso con el deporte y el ajedrez; ahora los rusos usan la vacuna", agrega Milosevich.

Mientras las primeras vacunas, como las de Pfizer, Moderna y Oxford-AstraZeneca, recibían la aprobación de las autoridades médicas y comenzaban a ser distribuidas e inoculadas, el optimismo se afianzaba en los países más ricos, que comenzaban a mirar más de cerca el triunfo sobre el pandemia.

Pero la realidad resultó ser más complicada.

Los productos farmacéuticos experimentaron notables interrupciones en la distribución, especialmente evidentes en la Unión Europea, que hace unas semanas se vio envuelta en una disputa con AstraZeneca, tras acusar a la empresa de no cumplir con los plazos de entrega de vacunas.

“Occidente no tiene mucha flexibilidad en la gestión de sus vacunas porque no las controla, son productos privados, por lo que está más expuesto a chantajes de precios y contratos no transparentes”, dice Pettinà.

El académico señala ciertos "errores y debilidades" de la Unión Europea y Estados Unidos que Rusia puede utilizar muy bien en su beneficio.

"La retirada de los temas de política exterior de Estados Unidos durante la administración Trump y la complejidad y lentitud de la estructura política de la Unión Europea abren un espacio que el Kremlin puede utilizar para mejorar su imagen e influencia en países con menos recursos", explica.

"Esto es fácil de explicar, Rusia es una potencia oportunista y ha visto que si bien estos lugares priorizan su propio abastecimiento y no pueden abastecer a los países menos desarrollados, se aprovecha para llevar la vacuna a estos territorios, también en América Latina", él está de acuerdo Milosevich.

E incluso en Europa, el interés por el Sputnik V está creciendo.

Josep Borrell, Alto Representante de Política Exterior y Seguridad de la Unión Europea, ha asegurado recientemente que la aprobación del uso de la vacuna por parte de la Agencia Europea de Medicamentos -todavía en fase preliminar- “sería una buena noticia, porque como sabéis estamos frente a la falta de vacuna ".

Y eso hará que Rusia aumente su influencia en la región ”, añade Pettinà.

Investigaciones recientes en Rusia indican que, aunque la confianza en la vacuna se está estableciendo gradualmente, todavía hay una parte considerable de la población que no confía plenamente en el inmunizador y desea conocer más pruebas sobre su eficacia.

Sin embargo, el estudio con datos de eficacia de la vacuna publicado en la revista científica The Lancet ayudó a disminuir esta desconfianza, aunque algunos resultados de ensayos clínicos siguen sin estar disponibles y hay muchas preguntas que el Instituto Gamaleya debe responder.

Los más críticos acusan a los científicos de no ser completamente transparentes, pero " el respaldo de The Lancet es sin duda un gran impulso de optimismo para la distribución del Sputnik V en todo el mundo", dice Boldyrev.

Cabe destacar también que, aunque no requiere temperaturas de almacenamiento muy bajas, como la vacuna de Pfizer, Sputnik V necesita ser almacenado y transportado a 8 ° C, lo que puede dificultar su distribución, como de hecho ocurre fuera de las grandes ciudades en Rusia.

 

MÁS INFORMACIÓN

Marín: ''Estamos bastante lejos del nivel que queremos''

Hernán Medford: "Tenemos que seguir subiendo pero ojalá que este sea el inicio de cosas mejores"

Andrés Carevic: "Equivocamos el plan de juego y eso nos llevó a estar imprecisos"

Atlético Nacional de Guima dejó escapar la victoria en el clásico ante América de Cali