El fármaco antitumoral que podría ayudar a los pacientes más graves de coronavirus

El 40% de los 27 pacientes con formas graves de Covid-19 que han recibido plitidepsina, un fármaco antitumoral, mejoraron sustancialmente y la evolución de la enfermedad se redujo a menos de ocho días; el 80% de los casos logró superar la infección antes de 15 días.

Son los primeros resultados de un estudio realizado por la compañía PharmaMar en 10 hospitales de Catalunya, Madrid y Castilla La Mancha, y que, a la espera de que se publiquen y sean revisados por la comunidad científica, apuntan que este fármaco resulta eficaz y seguro para tratar formas graves de esta infección.

Los resultados se han obtenido en las primeras dos fases del ensayo, en las que a casi una treintena de individuos de entre 18 y 85 años con de Covid que requirieron ingreso hospitalario se les administraron tres dosis distintas del fármaco, cuyo nombre comercial es Aplidina. También se les midió la carga viral antes y después del tratamiento, que era entre media y alta, y biomarcadores de inflamación.

Los investigadores vieron que una semana después de haber iniciado el tratamiento, la carga viral en sangre se había reducido a la mitad y a los 15 días, en un 70%. Esa disminución, además, iba acompañada de un decremento de los parámetros de inflamación.

“Además de acortar el tiempo de evolución de la enfermedad, nuestro objetivo era disminuir rápido la carga viral para así evitar las secuelas que sufren muchos pacientes que pasan la Covid meses después, como cansancio”, apunta a La Vanguardia Luis Mora, director general de PharmaMar. “Y por el momento, parece que esta molécula lo consigue”, añade.

 

Así, la plitidepsina, impide al virus replicarse en el interior de la célula humana uniéndose a una proteína humana, la EF1A, esencial para que el virus se pueda replicar, y bloqueándola. Eso inhibe la capacidad del virus de propagarse por el organismo.

Este antiviral podría ser especialmente útil en los primeros días de la infección, que es cuando el virus prolifera rápidamente, y evitar que los pacientes progresen hacia formas graves de Covid, como las neumonías bilaterales y los procesos de inflamación graves, que requieren cuidados intensivos.

Si se confirma la efectividad de este tratamiento en un ensayo clínico en fase III con miles de voluntarios que comenzará en los próximos meses, podría resultar muy útil para reducir la presión sobre las UCI y el sistema hospitalario en un momento en que Europa está sumergida en la segunda ola de la pandemia.

Los resultados de estas primeras fases del ensayo con Aplidina vienen precedidos por otros prometedores con esta molécula realizados por tres grupos de investigación españoles. El primero, del Laboratorio de Coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del CSIC, en experimentos en el laboratorio con células comprobaron que la plitidepsina lograba inhibir la replicación del coronavirus a concentraciones muy bajas. “Con dosis similares, reducía la cantidad de virus que crecía mil veces más que el remdevisir”, asegura Sola.

MÁS INFORMACIÓN