"El Señor Barriga": "No hay acuerdo por derechos de Chespirito entre sus herederos y Televisa. Por eso dejó de transmitirse en todo el mundo"

Imagen

El Chavo del 8 se veía en 91 millones de hogares latinoamericanos 
La producción generó ingresos a Televisa por $1700 millones en todos estos años 

El actor que le dio vida al Señor Barriga en los programas de Chespirito, Édgar Vivar, confirmó en el programa radial "La taquilla", de René Franco, el porque de la salida de los programas del aire.

"El contrato de por medio entre Televisa y Rober Gómez Bolaños, donde cedía los derechos de sus personajes y de su creación literaria se terminó este 31 de julio, a seis años de su muerte, no se renovaron los derechos", comentó el actor.

"La empresa no quiso pagar más por los derechos y Roberto Gómez Fernández es quien ahora los tiene. Había una fecha, ya de cumplió y no se renovó, ahora regresaran a los herederos, ellos no llegaron a un acuerdo con Televisa, pero sean peras o manzanas, Televiso no quiso renovar, pagar, no sé, ya son problemas entre el hijo y la empresa", agregó.

Estas declaraciones aclaran el panorama por el cual el programa salió del aire desde el 1 de agosto tras 47años de ser transmitido de forma ininterrumpida. Y es que al Televisa no querer o no poder llegar a un acuerdo con Grupo Chespirito para la renovación de los derechos, el contrato también se rompió con todas las televisaras que tenían pactados estos contenidos.

Para finalizar, el "Seeñor Barriga" declaró, "Ahora la familia tiene todos el poder para comercializar la imagen de las creaciones del comediante". Por lo que ahora cualquier televisora podría comprar los derechos a los herederos.

La histórica foto del primer capítulo de El Chavo que se hizo en 1971.

El negocio millonario de Chespirito

La producción de El Chavo, fue la bandera de Chespirito y empezó en 1971  ese niño huérfano encarnado por Gómez Bolaños que encendió amores y antipatías por su representación de las clases populares mexicanas, terminó en 1980. Pero doblado a más de 50 idiomas y con una audiencia que creció hasta los 91 millones de hogares latinoamericanos todos los días, siguió con vida por otros 35 años en televisores de todo el continente. Su transmisión global se terminó el pasado fin de semana, tras el anuncio intempestivo de la falta de acuerdo entre el gigante corporativo Televisa y los herederos de Gómez Bolaños por los derechos de reproducción.

Un programa que reportó la astronómica cifra de 1.700 millones de dólares a la cadena Televisa entre 1995 y 2012 por la cesión de los derechos de transmisión, según la revista Forbes, se quedó, al menos de momento, sin hogar. 

RECOMENDACIONES

Imagen