La OMS afirma que "quizás nunca haya una solución" para el coronavirus

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa en línea, aseguró este lunes que “no hay solución mágica y quizás nunca la haya” contra el nuevo coronavirus, en alusión a alternativas que puedan desaparecer para siempre esta amenaza.

“Los ensayos clínicos nos dan esperanza, pero esto no significa necesariamente que obtengamos una vacuna eficaz (…). Todos esperamos tener un número de vacunas eficaces que puedan evitar que la gente se contagie”, aseguró.

El mensaje del director de la OMS hacía referencia a que el enfoque con el que se tiene que abordar este problema de salud pública tiene que ser el control de la pandemia y no la erradicación de la enfermedad.

“Cuando los dirigentes trabajan en colaboración estrecha con la población, esta enfermedad puede ser controlada”, recordó, y enfatizó en la necesidad de “contener las nuevas olas” que pueden presentarse en los países que han superado el pico haciendo “test, aislando, tratando a los enfermos y a sus contactos”.

El infectólogo Carlos Álvarez, coordinador nacional de estudios de covid-19 para la Organización Panamericana de la Salud (OPS), contextualizó las palabras de Tedros al explicar que es utópico pensar en una solución mágica que acabe con la amenaza que ha generado este virus.

​“La única enfermedad que se ha podido erradicar de la faz de la tierra ha sido la viruela y otras como el polio o el sarampión se han logrado contener o mitigar”, afirmó.

Insistió que en el caso del Sars-CoV-2 no habrá una única solución para el control de la pandemia, sino muchas, como las medidas de protección personal, el autocuidado, la distancia social, los diagnósticos a tiempo y masivos y, en su momento, garantizar el acceso a los tratamientos y vacunas.

Y en el escenario hipotético en que se descubra una vacuna efectiva, tampoco esa será la solución a todos los problemas, afirma Álvarez.

“La realidad es que tenemos que aprender a convivir con el virus, y para contenerlo hay medidas múltiples que dependen de la corresponsabilidad de las personas, la comunidad, las empresas y los gobiernos”, concluyó el experto.

'Alta' tasa de letalidad

En la misma rueda de prensa, expertos de la OMS señalaron que el porcentaje de personas que fallecen tras contraer el coronavirus causante de la covid-19 ronda el 0,6 por ciento según algunos estudios científicos, una cifra “aún muy alta”.

Aunque el porcentaje de muertes entre los casos diagnosticados es mayor, de casi el 4 por ciento (686.000 de 17 millones), la jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María van Kerkhove, aclaró que la letalidad real podría ser inferior al 1 por ciento, dado que muchos casos leves de covid-19 no se detectaron.

El porcentaje, que ha ido descendiendo a medida que mejoraban los tratamientos de los casos más graves, “podría en principio no parecer muy alto, pero sí lo es teniendo en cuenta la gran capacidad de transmisión” de la enfermedad, advirtió la experta estadounidense.

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, el irlandés Mike Ryan, coincidió en esta afirmación y recordó que si ahora alrededor de uno de cada cien pacientes fallece en la actual pandemia, en la anterior que declaró la organización, la de gripe A de 2009, la tasa era mucho menor, de una por cada 10.000.

“Este virus es mucho más mortal, y eso nos indica que hay que evitar contagiarse, eso es lo principal. Quizá los síntomas en uno mismo no sean graves, pero hay que evitar transmitir la enfermedad a otros, es muy importante tener solidaridad conjunta”, concluyó.

“Estamos dando al virus la oportunidad de que salte y hay personas que pueden evitarlo”, añadió el experto, quien volvió a pedir responsabilidad a los jóvenes, origen de algunos rebrotes actuales en países como España, donde se había controlado el contagio comunitario.