La vacuna contra el coronavirus de gigante farmacéutico es esperada para septiembre

El suministro global de una posible vacuna contra el coronavirus que se está desarrollando en la Universidad de Oxford se ha duplicado hasta los 2.000 millones después de un acuerdo que incluye 750 millones de dólares de la Fundación Bill y Melinda Gates.

La vacuna está siendo producida por el fabricante británico de medicamentos AstraZeneca, basándose en el trabajo de los investigadores de la Universidad de Oxford.

El jueves anunció que había firmado acuerdos con la Coalición de Innovaciones en la Preparación ante Epidemias (CEPI) y Gavi la Alianza de Vacunas para aumentar sus suministros.

La compañía se ha comprometido a producir en masa la vacuna antes de que se demuestre su eficacia, un paso inusual diseñado para acortar el largo plazo de producción de la vacuna.

CEPI y Gavi son dos organizaciones benéficas apoyadas por la Fundación Bill y Melinda Gates y la Organización Mundial de la Salud. El acuerdo de 750 millones de dólares (unos 660 millones de euros) con CEPI y Gavi apoyará la fabricación, adquisición y distribución de 300 millones de los 2.000 millones de dosis.

En la declaración también se decía que AstraZeneca había establecido una colaboración para la concesión de licencias con el Insituto Serum de la India, el mayor fabricante mundial de vacunas en volumen, para 1.000 millones de dosis de la vacuna destinadas a países de ingresos bajos y medios.

 

El acuerdo incluye "el compromiso de proporcionar 400 millones de ellas para finales de 2020", según la declaración.

La compañía ya había anunciado la fabricación de 1.000 millones de dosis el mes pasado, según la BBC.

300 millones de las potenciales vacunas ya han sido reservadas por Estados Unidos y 100 millones para el Reino Unido, señala la BBC. Si los ensayos clínicos prueban que la vacuna funciona, las primeras dosis podrían estar listas para septiembre.

En el comunicado, el director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot, dice: "Estamos trabajando incansablemente para honrar nuestro compromiso de asegurar un acceso amplio y equitativo a la vacuna de Oxford en todo el mundo y sin ánimo de lucro".

No está claro si la vacuna, llamada AZD1222, funcionará. Soriot señala que la compañía debería saberlo para agosto, según la BBC.

Richard Hatchett, director ejecutivo de CEPI, admite que hay un "riesgo sustancial" en la inversión en la fabricación de un producto que en última instancia, puede que no funcione, explica The Guardian.

Los ensayos de la vacuna están en fase II/III  y se está probando en alrededor de 10.000 voluntarios adultos en Reino Unido, según el comunicado de AstraZeneca.

MÁS INFORMACIÓN