Buscar en Google:

12 pm A PIE DEL DEPORTE CON EVERARDO HERRERA Y UN EQUIPO ADELANTE 2/10/2023

Para escuchar transmisión dar click en el parlante ubicado en la parte inferior derecha del video.

El telescopio espacial James Webb sorprende a los científicos con un nuevo descubrimiento

El telescopio espacial James Webb descubrió moléculas orgánicas complejas en la galaxia más distante hasta la fecha, apenas 1.500 millones de años después del Big Bang, según revela una investigación publicada en Nature.

En concreto, este microscopio espacial captó la presencia de hidrocarburos aromáticos policíclicos, que son moléculas conocidas como hidrocarburos aromáticos policíclicos, un grupo de sustancias químicas que en la tierra se forman durante la combustión incompleta de materiales como el carbón o el petróleo.

Este sorprendente descubrimiento representa la detección más remota conocida de moléculas aromáticas complejas, lo cual sugiere que en las galaxias primitivas tienen lugar procesos locales altamente complejos, según los investigadores a cargo del estudio liderado por la Universidad A&M de Texas (EE.UU.).

Esta observación revela que la galaxia, en su estado menos evolucionado, menos de 1.500 millones de años después del Big Bang, está experimentando un proceso acelerado de formación estelar.

 

Estas grandes moléculas son “bastante comunes en el espacio" y los astrónomos solían pensar que era una buena señal de que se estaban formando nuevas estrellas.

"En cualquier lugar en el que se vieran estas moléculas, las estrellas nacientes también estaban allí ardiendo" destacó el líder de la investigación, Justin Spilker. Pero, gracias a las imágenes de alta definición de Webb, se han localizado muchas regiones con humo pero sin formación estelar, y otras con nuevas estrellas formándose pero sin humo.

La emisión de esas moléculas no es uniforme en toda la galaxia y varía en relación con la luz subyacente de las estrellas y los grandes granos de polvo de la galaxia. Este descubrimiento indica que en las galaxias primitivas se producen complejos procesos, sugieren los autores.

Spilker explicó que ahora el objetivo es comprender realmente si es cierto que donde "hay humo, hay fuego", puesto que existe una posibilidad de los expertos encuentren galaxias jóvenes con moléculas complejas como estas que aún no hayan tenido tiempo de formarse de modo que las galaxias serían fuego y nada de humo.