Marca: "La sombra de Keylor Navas sigue siendo una amenaza"

Courtois, durante una sesión de entrenamiento en Montreal

La pretemporada del Real Madrid continúa y la portería sigue bajo la lupa de la prensa española. Con Thibaut Courtois como el elegido por el técnico Zidane, el belga no puede perder de vista a Keylor Navas, que sigue trabajando para llegar al once inicial.

Este es el artículo presentado este viernes:

Courtois recupera el 13 y la sensación de ser indiscutible, pero la sombra de Keylor Navas sigue siendo una amenaza

Kiko Casilla fue el primer titular la pasada temporada. El 1 de agosto, ante el Manchester United, Lopetegui eligió al catalán para una portería a la que no iba a llegar Courtois hasta el 8 de agosto. Los seis partidos siguientes (tres amistosos y tres oficiales) los inició Keylor Navas y hubo minutos para Lunin. El mejor portero del pasado Mundial y elegido después The Best bajo palos por la FIFA tuvo que esperar hasta el 1 de septiembre, ante el Leganés, para debutar. Después se sumo al carro de los que pagaron el esfuerzo en Rusia y en no hacer una pretemporada nornall. Nada salió como el belga y el Madrid esperaban.

Ante el Bayern arranca una temporada en la que Courtois es el elegido. Zidane incidió desde su vuelta que en lo que hoy arranca no habrá debate en la portería. Es verdad que el escenario que todo el mundo tenía en mente era el de la salida de Keylor En el último partido de LaLiga se escenificó un adiós que de momento ha llegado. Y que parece que no llegará. Así el '1' sigue ligado al costarricense, pero Courtois sí puede elegir el 13 que llegó en el Atlético de Madrid y el Chelsea.

Mientras el club prepara una salida a Lunin con la idea de tener cerca al ucraniano para vigilar su evolución, Courtois se prepara para despejar las dudas que generó la temporada pasada. En esta el viento lo tiene a favor. No hay dudas de que es el portero para LaLiga y la Champions, ha quedado claro que el club apuesta por él de manera rotunda y ha tenido una pretemporada perfecta para llegar a la competición sin problema externo alguno. Cierto es que su sombre es un portero que sólo sabe ganar Liigas de Campeones, porque Keylor fue el titular sin discusión caminó a Milán, Cardiff y Kiev. Y el Bernabéu siempre se ha identificado con el costarricense. Parte del trabajo de Courtois esta temporada es conectar con Chamartín, crear esa atmósfera entre la grada y su portero que desde la salida de Casillas ha tenido a Keylor como heredero.

Para empezar, aunque sólo sea un amistoso, Courtois se va a ver las caras ante uno de los mejores goleadores del mundo: Robert Lewandowski. A sus 30 años y a nueve goles de alcanzar los 200 oficiales con el Bayern (es el tercer artillero histórico de los bávaros tras los 508 de Torpedo Mulle y los 217 de Rummenigge), el polaco es siempre un mal invitado a una fiesta de inauguración.