Cristian Gamboa extrae lo positivo de la crisis por coronavirus en Alemania

Imagen

La crisis del coronavirus le puso pausa al buen ritmo de competencia que traía Cristian Gamboa con su equipo, el VfL Bochum 1848 de Alemania. Sin embargo, no pierde el ánimo y aprovecha estos días para valorar más los momentos en familia.

Alemania es el cuarto país con más contagios de Covid-19 en el mundo. Según la Universidad John Hopkins, el país teutón contabiliza 100.186 casos y 1.608 muertes. Es por eso que Gamboa y su familia cumplen estrictamente los protocolos sanitarios impuestos por las autoridades.

“Todo ha pasado muy rápido. Hace tres semanas pararon el torneo y después de ahí hemos estado en casa, tratando de hacer caso a lo que nos indica el gobierno de Alemania. El protocolo es muy sencillo: mantenernos en casa”, señaló Gamboa.

“Nos dejan ir a lugares abiertos, pero siempre y cuando sea con el núcleo familiar. También podemos salir a hacer ejercicio, andar en bicicleta. Pero si uno se encuentra a alguien en la calle, debe mantener una distancia de dos metros”, añadió el futbolista.

Bien dicen que en momento de crisis siempre hay que sacar lo positivo y Cristian Gamboa lo tiene muy claro. Aprovecha los días para explotar la creatividad y jugar con sus hijos, cocinar y compartir ejercicio con su esposa; momentos que a veces se pierden por el ritmo de un futbolista.

“Ya llevamos tres semanas desde que también cancelaron la escuela, entonces, analizando con mi esposa, creo que muchas veces a uno le hacen falta esos espacios de estar en familia con mis hijos. Hemos tratado de disfrutarlos, estar con ellos, jugar más”, señaló.

“Siempre pasamos en el día a día, entre partidos, entrenamientos, viajes, y todo se hace muy rápido. Entonces hemos tratado de ver el lado bueno de esta situación y hemos pasado mucho tiempo con ellos y eso nos da mucha felicidad”, comentó el legionario.

En la parte física, tiene completa asesoría de los encargados del club. Cuenta con herramientas tecnológicas que arrojan mediciones que le solicita el entrenador del equipo al final de cada semana.

Cristian también contó que a diario habla con sus papás. Su familia es de Guanacaste y dada la situación en el país, tienen cuidados especiales con su abuela de 94 años.

El nacional finalizó con un mensaje al pueblo de Costa Rica: “Muchas veces nos hemos unidos por La Sele y ahora nos toca unirnos por salvar nuestras vidas y las de nuestros familiares”.