La comparación que hacen en Brasil entre Messi y Pelé

Imagen

La revista Placar de Brasil presentó un artículo en donde comparó a dos de los mejores futbolistas de todos los tiempos: Pelé y Messi. 

En la edición de mayo de 2012, la revista puso en la portada el "duelo de los dioses" y una frase provocativa: "por primera vez en la historia, aparece un jugador cuyos logros hacen posible una comparación con Pelé".  

En ese momento, entre la Copa del Mundo en Sudáfrica y Brasil, Messi todavía estaba estadísticamente distante del Rey, ya sea en el número total de goles, en el promedio de goles por partido o en la relevancia de sus conquistas. 

Pero, como predijo PLACAR, desde entonces, y contra la trayectoria de Pelé, el zurdo La Pulga alcanzó su punto máximo como máximo anotador en la segunda mitad de su carrera y logró equilibrar la disputa, al menos en términos de números. 

“Hace ocho años, vimos la posibilidad de que no sería tan absurdo comparar a Messi con Pelé al final de la carrera del argentino. El tiempo ha demostrado esta impresión”, dice el periodista Gian Oddi, autor de, digamos, la historia premonitoria.  

En ese momento, la estimación era que el 10 del Barcelona podría llegar al más grande de todos, ídolo del Santos y la selección brasileña, en goles oficiales a los 37 años, la misma edad a la que se retiró Pelé, procedente del New York Cosmos, del United. Unidos, anunciando al mundo: “Amor, amor, amor”. Ahora, aquí hay una novedad rotunda, ya es posible ver la gesta para el próximo año, si Messi mantiene su altísima media goleadora. Es información derivada de una detallada encuesta realizada por el reportero Rodolfo Rodrigues. Los números no mienten: con setecientos goles a finales de junio de este año sin gloria, 

Ni el aficionado brasileño más chovinista sería capaz de negar la grandeza del argentino, la forma en que lleva el balón pegado a los pies, los pases elegantes, los grandes goles, la vista previa de las jugadas y, por supuesto, su potencia como rematador. "Messi es la mejor camiseta 9, la mejor camiseta 10, 11, 5 ...", resumió Pep Guardiola, el técnico que ayudó a dar forma al implacable equipo argentino en el Barça. 

Pelé contra Messi, el duelo de genios en las páginas de PLACAR

Sólo en 2012 marcó el rosarino, bajo la batuta de Pep el récord absoluto de 91 goles en el mismo año. 

El hecho de ser, como Pelé, un jugador más móvil y completo, con arco y flecha, es lo que lo diferencia, por ejemplo, de su eterno antagonista, Cristiano Ronaldo. El matador portugués de 35 años tiene el mismo éxito - tiene una Champions más (5 a 4), títulos con su selección y solo un Balón de Oro menos (5 a 6) - y acumula más goles (728). 

Sí, Messi es quien más se acercó a Pelé, no solo por su talento, sino por su longevidad. El primer gol como profesional lo marcó en mayo de 2005, ante el Albacete, en un bonito toque de cobertura tras la asistencia de… Ronaldinho Gaúcho, otro prodigio que falló en su misión de superar al Rey, no por falta de talento, sino por constancia. 

Casado con un amor de la infancia, Antonella, padre de tres hijos, Messi es ajeno a la bebida, las fiestas y otras distracciones. A pesar de ser pequeño y perseguido en el campo, rara vez se lesiona o pierde forma. Marcó más de cincuenta goles en un mismo año nueve veces, ¡nueve !, incluidas las últimas seis. A modo de comparación: Ronaldo y Romário solo lograron la hazaña en un año de sus carreras mientras que Ronaldinho, en el período en el que fue el mejor del mundo, 2004 y 2005, hizo 23 y 30, respectivamente. 

Elegir al mejor futbolista de todos los tiempos, especialmente comparando generaciones tan lejanas, pasa, por supuesto, por aspectos muy subjetivos y por el corazón. Los defensores de Messi dirán que el fútbol actual es mucho más profesional, físico y exigente, con espacios reducidos para jugar, con marcadores más fuertes y mejor preparados. Los súbditos del Rey, en cambio, argumentan, con razón, que en el pasado había un mejor equilibrio entre los clubes y que, con pésimos céspedes, menos tecnología y más brutalidad (no había tarjeta amarilla, por ejemplo), era más difícil destacar. 

La frialdad de las cifras planteadas por PLACAR pretende hacer más palpable y objetivo el debate, pero aun así, son necesarias algunas consideraciones históricas. Para mantener la igualdad, solo consideramos goles en partidos oficiales. Sin embargo, lo que no significa que no hay goles relevantes entre los excluidos de Pelé El brasileño número 10 tiene, según sus propias cuentas, 1.282 balones en la red. De estos, de hecho, muchos son desechables, como los goles marcados por las Fuerzas Armadas o la Unión de Atletas. Otros, sin embargo, se dieron en encuentros históricos, como un Real Madrid 5 x 3 Santos, en el Santiago Bernabéu, en 1959, en el único choque entre Pelé y Alfredo Di Stéfano, otro argentino que postula el mayor trono de la historia. En esa gira, el primero de Santos celebrado como la gran selección del mundo, Peixe goleó 7-1 al Inter de Milán y al Barcelona por 5-1 al brasileño Evaristo de Macedo. Fueron amistosos, pero valieron mucho, para ambos lados, bastante diferente a lo que sucede hoy en los torneos de pretemporada en Asia o Estados Unidos. 

Comparación entre Messi y Pelé - PUNTUACIÓN

Otra prueba de que no se debe beber del presente para medir el pasado se refiere al peso de las competiciones. Mientras el actual Barcelona sueña con ganar la Champions después de cinco temporadas, Santos de Pelé tenía como prioridad -mira esto- el Campeonato Paulista, cuya copa fue levantada por el Rey diez veces. La Libertadores fue relevante, pero, luego de conquistar América en 1962 y 1963 y caer en semifinales en los dos años siguientes, en partidos polémicos ante Independiente y Peñarol, respectivamente, Santos dejó de jugar en las ediciones de 1966, 1967 y 1969. incluso siendo clasificado. 

El récord de setenta goles para la selección nacional y, sobre todo, llamativos gestos de emoción y compromiso -como el grito desesperado al desperdiciar un penalti en la final de la Copa América perdida ante Chile en 2016- fueron debidamente valorados en el vecino argentino. Messi es un héroe nacional, pero no un dios como Dieguito. "Leo es una buena persona, pero no tiene mucha personalidad para ser un líder", dijo el propio Maradona, que lideró al heredero del Mundial 2010, Pelé, en una conversación filtrada durante un evento publicitario hace cuatro años en París. Más que liderazgo o carisma, le falta un Mundial. Messi lo sabe y podría tener una última oportunidad, a los 35 años, en Qatar. Hasta entonces, la clásica e ingeniosa frase de Pelé, que cumple 80 años en octubre, sigue teniendo sentido. 

Elevación del título entre Pelé y Messi

Revista Placar