Despiden a compañero de Pipo González en el Galaxy por comentarios racistas de su esposa

Imagen

El Galaxy, equipo de la MLS donde milita el costarricense Geancarlo González, anunció que dio por terminado el contrato del jugador Aleksandar Katai luego de que la esposa del serbio publicara una serie de comentarios racistas a través de las redes sociales.

En los últimos días, la mujer, llamada Tea, subió a sus redes sociales imágenes de las protestas en distintos puntos del país con comentarios discriminatorios. "Maten a esos pedazos de ...”, “¡Animales asquerosos queman iglesias!”, “Nikes negros importan”, fueron algunos de los comentarios de la esposa de Katai.

Las publicaciones de la pareja del futbolista se viralizaron en las redes sociales y LA Galaxy reaccionó con celeridad. En sus redes sociales, el equipo de los Angeles publicó un comunicado repudiando los comentarios de la mujer y advirtiendo que tomaría medidas respecto de la situación del futbolista.

“Hoy, LA Galaxy se enteró de una serie de publicaciones racistas y violentas en las redes sociales de Tea Katai, la esposa del mediocampista del LA Galaxy Aleksandar Katai. LA Galaxy fuertemente condenó las publicaciones sociales y solicitó su eliminación inmediata. LA Galaxy se opone firmemente al racismo de cualquier tipo, incluido el que sugiere violencia o busca degradar los esfuerzos de aquellos que buscan la igualdad racial”, reza el escrito.

En ese sentido, agregó: "LA Galaxy se une a las comunidades de color, y especialmente a la comunidad Negra, en las protestas y la lucha contra el racismo sistémico, la desigualdad social, la intolerancia y la violencia. Ahora es el momento de reflexionar sobre nuestro papel en ayudar a combatir el racismo en nuestra comunidad”.

En ese mismo escrito, el club anticipó que habría una reunión con Katai y, horas después, comunicó que, de mutuo acuerdo entre las partes, se decidió terminar el contrato del mediocampista.

En sus redes sociales, el jugador trató de desligarse de la situación iniciada por su pareja. “Los posteos realizados por mi esposa, Tea Katai, en sus redes sociales fueron inaceptables. No comparto ni tolero esa visión en mi familia. El racismo, particularmente contra la comunidad negra, prevalece no solo en los Estados Unidos, sino también en Europa y en todo el planeta. Condeno fuertemente las ideas de la supremacía blanca, el racismo y la violencia contra la gente de color. Este es un error de mi familia y asumo la responsabilidad totalmente”, escribió en su cuenta de Instagram.

Aún cuando expresó sus deseos de llegar a un acuerdo y de asumir las acciones necesarias para resarcir el daño, el club decidió prescindir de sus servicios. Para LA Galaxy se trata de un gesto crucial en un momento álgido para a sociedad estadounidense.