Escándalo de árbitro de Champions detenido por red de prostitución, drogas y armas

Imagen

El árbitro esloveno Slavko Vincic ha sido detenido como parte de una operación policial en Bijeljina (Bosnia y Herzegovina) vinculada con la prostitución y las drogas. 

En la cabaña en la que se llevó a cabo la operación se encontraron 26 hombres, nueve mujeres y se confiscaron armas de fuego y cocaína.

El nombre Vincic está vinculado con la trama policial contra Tijana Maksimovic, acusada de prostitución y proxenetismo. Al árbitro se le acusa de ser uno de los 26 hombres que, supuestamente, usaron los servicios sexuales de Tijama Maksimovic y las chicas a las que engañó. A Tijana se le acusa, además, de haber intentado cruzar la frontera a través del río Drina en un bote con tres chicas.

Vincic es conocido en el fútbol europeo por ser uno de los asistentes del colegiado Damir Skomina en la Eurocopa 2012. Además, esta misma temporada ha dirigido tres partidos de la Champions League y otro de la Europa League. Tanto al colegiado como al resto de detenidos se les acusa de consumo de drogas y uso ilícito de armas.

El árbitro esloveno dirigió esta temporada el partido que enfrentó al Genk contra el Liverpool en el Luminus Arena como parte de la fase de grupos de la Champions. El partido acabó con victoria favorable a los reds por 1-4.