VIDEO: Marcelo revela la tierna historia sobre su nuevo tatuaje

Marcelo Vieira es uno de los futbolistas con más arraigo hacia su familia que hay en la plantilla del Real Madrid. En todas las celebraciones lleva a sus hijos (uno de ellos ya está en la cantera blanca) y a su mujer, pero también tiene mucho apego a su gente en Brasil. 

Un ejemplo de ello es uno de los muchísimos tatuajes que cubren sus brazos. En concreto, uno en el brazo derecho que poco o nada tiene que ver con el fútbol: un coche. Un Volkswagen Beetle o Escarabajo antiguo que a Marcelo le retrotrae a su infancia y a sus inicios como futbolista. 

Su abuelo fue una de las personas más importantes en su vida. No sólo le regaló sus primeras botas para que jugase, sino que también le llevaba cada día a entrenar, precisamente en un Beetle naranja que tenía hasta nombre: el "fusquinha". Ese coche significa para Marcelo "muchas cosas vividas en él" y por eso se emociona cuando lo recuerda.