Bayern Múnich no pudo de local contra el Leipzig (0-0)

Imagen

Este domingo los equipos del Bayern Múnich y RB Leipzig empataron sin goles en el cierre de la 21ª jornada de la Bundesliga, con lo que el equipo bávaro mantiene la cabeza de la tabla con un punto sobre su rival de este domingo.

En caso de victoria, el Borussia Moenchengladbach podría haber igualado los 42 puntos del Leipzig, pero su partido frente al Colonia fue suspendido por el fuerte temporal que afecta a buena parte del norte de Europa.

La tercera plaza del podio la ocupa el Borussia Dortmund (39 puntos), pese a que el sábado perdió 4-3 en su visita al Bayer Leverkusen, 5º con 37 puntos.

En el choque más esperado de la jornada en Alemania, el Bayern fue muy superior en el primer periodo, pero no encontró el camino del gol, sobre todo por el gran partido de Peter Gulacsi, el arquero húngaro del Leipzig.

El español Thiago Alcántara rompió las hostilidades con un potente derechazo que desvió a córner Gulacsi (5) y después ni el francés Benjamin Pavard (11) ni el polaco Robert Lewandowski (25) acertaron con el arco.

El goleador polaco volvió a contar con otra clarísima ocasión de gol, pero tras superar a Gulacsi con un remate de zurda, el defensa francés Dayot Upamecano salvó en la línea (40).

La segunda parte fue mucho más equilibrada, con un Leipzig más valiente y que pudo haber abierto el marcador en un remate de Marcel Sabitzer que rechazó Jerome Boateng (46).

Con el paso de los minutos, el partido se abrió y ambos equipos contaron con más ocasiones para marcar.

El árbitro señaló un claro penal a Lewandowski, pero el VAR reveló un fuera de juego del polaco en el inicio de la jugada que benefició a un Leipzig (54) que poco después contó con la mejor ocasión para anotar.

En una rápida contra, el francés Christopher Nkunku metió un pase preciso a Timo Werner, quien libre de marca, a la altura del punto de penal, echó el balón afuera (63).

Los últimos minutos del duelo volvieron a ser de dominio local y Gulacsi apareció de nuevo para ganar el mano a mano ante Leon Goreztka (80) e impedir que se moviera el marcador inicial.

Imagen