Buscar en Google:

Al pie del deporte 6 pm del 21/01/2021

Para escuchar transmisión dar click en el parlante ubicado en la parte inferior derecha del video.

Sale a subasta el disco que John Lennon le firmó a su asesino

Imagen

Cuando están a punto de cumplirse 40 años del inesperado asesinato de John Lennon, un 8 de diciembre de 1980, su figura como nombre clave de la música reciente vuelve a estar de actualidad. 

Hace unas semanas, el artífice del acto, David Chapman, pidió perdón por a la viuda del artista, Yoko Ono, a través de una grabación que se hizo pública en la que se disculpaba por lo que llamaba un "acto despreciable" y por el que cumple cadena perpetua.

Ahora sale a subasta un objeto clave en la historia del exmiembro de los Beatles, algo que todos sus fans querrían tener. Es el disco que John Lennon firmó a David Chapman horas antes de su muerte. 

El asesino le pidió un autógrafo en la portada de Double Fantasy cuando salía con Yoko Ono del hotel de Nueva York para dirigirse a una sesión de grabación. Después, se escondió detrás de una maceta esperando a la pareja volviera, alrededor de la madrugada.

Double Fantasy: el álbum que John Lennon le firmó a Mark Chapman, quien cinco horas más tarde se convertiría en su asesino

En el momento en el que llegaba a la puerta, Chapman le disparó y acabó con la vida del músico. Poco después, se localizó el álbum firmado en la maceta donde había estado oculto. En su portada, una foto en blanco y negro con la pareja besándose, se puede ver el autógrafo de Lennon sobre el cuello de su esposa con tinta azul, junto a la fecha '1980'.

Fue un empleado del completo hotelero en el que se alojaban el que encontró el disco, que entregó a la policía como evidencia del caso. Sin embargo, después de un año y cuando el asesinato se resolvió, los investigadores le devolvieron el álbum con una carta de agradecimiento.

El disco había salido a la venta solo tres semanas antes, y supuso el fin de cinco años de silencio musical. Se trató de una gran declaración de amor a su esposa, Yoko Ono, y en él se encuentran clásicos como Woman, (Just Like) Starting Over, Watching the Wheels y Wonderful Boy. Después de su muerte, el disco tomó dimensiones impensables.

No es la primera vez que este objeto de coleccionista sale a la venta. Llegó a costar 150.000 dólares en 1999 y volvió a subastarse por 850.000 dólares en 2010. Ahora, se sigue revalorizando y se cree que superará los dos millones de dólares.