Johnson & Johnson inicia prueba final de su vacuna contra Covid-19

Imagen

Johnson & Johnson inició el miércoles una prueba final en 60,000 personas de una vacuna contra el Covid-19 de inyección única, que potencialmente simplificaría la distribución de millones de dosis en comparación con los principales rivales que usan dos dosis.

La compañía espera los resultados del ensayo de fase III para fines de año o principios del próximo, dijo el doctor Paul Stoffels, director científico de J&J, en una conferencia de prensa conjunta con funcionarios de los Institutos Nacionales de Salud y del gobierno del presidente Donald Trump.

Las vacunas rivales de Moderna, Pfizer y AstraZeneca requieren dos inyecciones separadas por varias semanas, lo que las hace mucho más difíciles de administrar.

“Los beneficios de una vacuna de inyección única son potencialmente profundos en términos de campañas de inmunización masiva y control de la pandemia global”, aseveró el doctor Dan Barouch, investigador de vacunas de Harvard que ayudó a diseñar la vacuna COVID-19 de J&J.

Stoffels dijo que J&J publicaría un protocolo de estudio detallado para su ensayo de fase 3 el miércoles en el sitio web de la compañía, uniéndose a los otros tres fabricantes de vacunas que han puesto a disposición estos planes de estudio en las últimas semanas después de los pedidos de mayor transparencia en los ensayos.

Stoffels dijo que J&J comenzó la prueba de fase 3 después de ver resultados positivos en su prueba de fase 1/2 en Estados Unidos y Bélgica.

La prueba de última etapa de J&J utilizará hasta 215 sitios en los Estados Unidos, Sudáfrica, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. La compañía planea fabricar hasta mil millones de dosis en 2021, y más después de eso, dijo Stoffels.

El objetivo del ensayo es probar si la vacuna puede prevenir el COVID-19 de moderado a grave después de una sola dosis, pero también analizará si la vacuna puede prevenir una enfermedad grave que requiera intervención médica y si puede prevenir casos más leves de la enfermedad.

Stoffels predice que se necesitarán de seis semanas a dos meses para inscribirse en el ensayo, y dijo que la compañía espera obtener una respuesta sobre si la vacuna funciona “a finales de año o principios del próximo”.

No está claro qué tan rápido la compañía podría obtener la aprobación regulatoria, pero J&J planea fabricar dosis antes de la aprobación, por lo que podría comenzar la distribución rápidamente.