Declaran emergencia ambiental por derrame de petróleo en Isla Mauricio

Imagen

El Gobierno de la Isla Mauricio declaró la emergencia ambiental debido al derrame de petróleo verificado en la nave MV Wakashio, de bandera panameña.

El buque -de la compañía Nagasiki Shipping- encalló el pasado 25 de julio en la costa de esta república insular africana.

El encallamiento tuvo lugar en Pointe d’Esny, insertado entre las zonas de humedales de importancia internacional protegidos por la Convención de Ramsar, y cerca del Blue Bay Marine Park, consignó la agencia ANSA.

Dado el incidente, este viernes 7 de agosto, el Primer Ministro de Mauricio, Pravind Jugnauth, declaró el estado de emergencia ambiental.

El ministro de Medio Ambiente, Kavydass Ramano, dijo que “el país se enfrenta a una situación ambiental sin precedentes”.

Los voluntarios se alinean en las playas, muchos untados de la cabeza a los pies con lodo negro, en un intento desesperado por contener la marea aceitosa.

La autoridad, además, indicó en su cuenta de twitter que ha solicitado la ayuda del Gobierno de Francia para reflotar las embarcación.

Se estima que el buque portaba unas  200 toneladas de diesel y 3.800  toneladas de petróleo, lo que -según medios locales-  está siendo derramado en  las lagunas vírgenes de Blue Bay, Pointe d’Esny y Mahebourg, generando un daño ambiental sin precedentes.

Los tripulantes de la nave han sido evacuados del buque sin problemas de salud.

Por su parte, ONGs locales están intentando realizar labores de limpieza y rescate de fauna. En tanto, la compañía Nagashiki Shipping ha instalado barreras para recolectar el petróleo derramado en las proximidades del naufragio y donde se encuentra el Parque Marino Blue Bay, reportó la agencia Europa Press.

El lodo espeso se ha derramado en hábitats marinos vírgenes y playas de arena blanca, causando lo que los expertos dicen que es un daño irreparable.

La autoridad afirmó, además, que  trabajadores se encuentran examinando el casco de la nave para detectar nuevas grietas. También se ha establecido un puesto de mando para supervisar la situación, según comentarios recogido por la web oficial del Gobierno.

El Gobierno -que había subestimado el riesgo en principio- pidió a turistas y pescadores mantenerse alejados del área del derrame.

El petrolero encallado junto a una embarcación del gobierno de Mauricio

Alrededor de 1.000 toneladas de petróleo ya se han derramado en el Océano Índico, lo que llevó al gobierno de Mauricio a declarar una emergencia ambiental sin precedentes.

Las imágenes aéreas muestran la enorme escala del desastre a medida que el petróleo negro continúa goteando del barco en tierra hacia el océano, tiñendo los mares azules de un negro profundo como la tinta.