Bolivia: las trabajadoras de la noche se preparan con impermeables para atender a sus clientes 

Las trabajadoras de la noche  bolivianas usan chaquetas impermeables como 'trajes de bioseguridad' y empuñan botellas de cloro mientras se preparan para regresar al trabajo después del cierre del coronavirus.

Las trabajadoras  han elaborado 30 páginas de pautas que incluyen 'trajes de bioseguridad'

El toque de queda nocturno sigue vigente, pero las trabajadoras quieren que se alivien las restricciones diurnas

Las mujeres advierten que serán forzadas a salir a la calle si los burdeles legales no pueden operar 

 

Las trabajadoras  bolivianas se están preparando para la vida en la era del coronavirus con nuevos equipos que incluyen guantes, botellas de lejía y chubasqueros transparentes.   

Los 'trajes de bioseguridad' que rozan los muslos se encuentran entre una serie de recomendaciones en un manual de seguridad de coronavirus de 30 páginas elaborado por la Organización de Trabajadores Nocturnos de Bolivia (OTN).

 

El grupo está presionando a las autoridades para que eliminen las restricciones comerciales diurnas establecidas durante el encierro en la capital, La Paz, incluso si un estricto toque de queda nocturno impide su trabajo nocturno más habitual.

 

Lily Cortes, una representante del sindicato de trabajadoras de la noche de Bolivia, dice que algunas pueden no tener otra opción que trabajar en las calles si no pueden trabajar en los burdeles legales. 

Ellas  usan trajes protectores transparentes durante una demostración de las precauciones de seguridad que tomarán en sus trabajos después del cierre del coronavirus

 

Dijo que confiaba en que los cambios propuestos por el lobby de las trabajadoras  mantendrían felices a todos. 

 

"Nuestros clientes respetan el tema de la seguridad, que estamos tomando estas medidas para nuestra seguridad, pero también para la de ellos", dijo.

 

Cortes, el miembro del sindicato, dijo anteriormente que si los establecimientos legales no pueden funcionar, "desafortunadamente las trabajadoras  saldrán a trabajar a las calles y el resultado será peor".

 

"También somos parte de la sociedad boliviana", dijo Cortés. "Somos trabajadoras , mujeres, tías y abuelas que también tenemos que preocuparnos por nuestras horas de trabajo".

RECOMENDACIONES