Dieta que imita el ayuno y altas dosis de vitamina C podrían ser eficaces contra el cáncer

Imagen

Por mucho tiempo, estuvo corriendo la idea de que la vitamina C era buena para evitar los resfriados, pero como explicamos hace algunos meses, esto no es completamente cierto. Asimismo, en algunas oportunidades se ha planteado la posibilidad de que su empleo, así como el de otras vitaminas, pueda reducir el riesgo o mejorar el pronóstico en el cáncer.

Algunos estudios recientes han comenzado a mostrar evidencia convincente de que la eficacia de este nutriente esencial puede tener cierta eficacia en la lucha contra el cáncer. Y uno en particular, publicado recientemente en la revista Nature Communications, revela que, combinada con una dieta que simula el ayuno, puede arrojar resultados positivos en el tratamiento del cáncer.

Una dieta que imita el ayuno completada con vitamina C

Estudios previos han demostrado que el ayuno y una dieta que imita el ayuno son dos estrategias que retardan el avance del cáncer y hacen que la quimioterapia sea más efectiva. No solo porque atacan eficazmente las células cancerígenas, sino porque también pueden proteger las células normales de los nocivos efectos secundarios de este tratamiento en el cáncer de mama y melanoma.

Pero en esta oportunidad, los investigadores de la University of Southern California (USC) y el Instituto del Cáncer IFOM en Milán querían descubrir si una dieta que simula el ayuno combinada con altas dosis de vitamina C podría ayudar a luchas contra un tumor. Su hipótesis planteaba que esta dieta complementada podría crear un ambiente insostenible para las células nerviosas, pero seguro para las células sanas.

Y en efecto, los resultados de sus experimentos con ratones con cáncer colorrectal mostraron que la aplicación de esta combinación ciertamente retrasó el progreso del tumor, y en algunos casos, causó la regresión de la enfermedad.

“Nuestro primer experimento in vitro mostró efectos notables”, dijo Valter Longo, autor principal del estudio y director del Instituto de Longevidad de USC en la Facultad de Gerontología Leonard Davis de la USC.

Un tratamiento eficaz para casos de resistencia a los tratamientos

Aunque los investigadores detectaron este fuerte efecto positivo solo en las células cancerosas que tenían una mutación en el gen KRAS. Estas se encuentran en casi una cuarta parte de todos los cánceres humanos, y se estima que ocurren en hasta la mitad de los casos de cáncer colorrectal.

Estas mutaciones representan uno de los mayores desafíos en la lucha contra el cáncer ya que están relacionadas con la resistencia a la mayoría de los tratamientos contra esta enfermedad y, por consiguiente, reducen la supervivencia de los pacientes.

Un tratamiento no tóxico

Longo declaró en un comunicado que “por primera vez, hemos demostrado cómo una intervención completamente no tóxica puede tratar eficazmente un cáncer agresivo”, haciendo alusión a los resultados de su investigación.

Y es que, en vista de que el ayuno es una opción desafiante para los pacientes con cáncer, está una opción más segura que es una dieta baja en calorías conformada por plantas, lo que hace que las células respondan como si el cuerpo estuviera en ayunas en realidad. Por lo que este supone una alternativa con potencial de reemplazar tratamientos más tóxicos.

Fuente: tekcrispy.com