El banano y sus efectos si está maduro o verde

Imagen

Esta fruta está disponible todo el año y es conocida por su aporte de potasio. ¿Cuál es? La respuesta a esta adivinanza es el banano y nos habla de sus nutrientes y beneficios para la salud la presidenta de la Asociación de Dietistas Diplomados de Canarias (Addecan), Natalia Hernández Rivas, que es farmacéutica y nutricionista.

“El banano es una excelente fuente energética por su alto contenido en hidratos de carbono. Uno de sus componentes mayoritarios y más conocido es el potasio, pero no debemos olvidar su aporte en vitamina. La vitamina C interviene en el crecimiento y reparación de los tejidos y también facilita la absorción de hierro, importante en mujeres en edad fértil. Además, sus elevados valores de folato lo hacen ideal en mujeres que se preparan para una futura gestación”, explica Hernández.

El aporte de vitamina B6 procedente del banano nos ayuda en la síntesis de hemoglobina, importante en el transporte de oxígeno a nuestros músculos, y facilita la producción de anticuerpos, necesarios para combatir enfermedades.

Su aporte en fibra soluble, como la inulina, promueve los movimientos intestinales y reduce el riesgo de enfermedades como la osteoporosis, la obesidad o el cáncer.

Asimismo, el banano cumple un papel destacado en la alimentación infantil, puesto que al ser una de las frutas que más gustan a los pequeños de la casa suele ser bien recibido.

Del banano se dice que es bueno para los calambres...

El potasio es una vitamina relacionada con la contracción muscular. Este mineral se depleciona en gran medida por el sudor durante el ejercicio, de ahí su necesidad de reposición tras la actividad física, evitando así los calambres musculares.

“A pesar de que el banano tiene la fama de ser la fruta con mayor aporte de potasio, el kiwi le pisa los talones y tanto la grosella negra como los dátiles le superan, siendo el dátil la fruta que nos ofrece mayor cantidad de potasio, comparando 100 gramos de ambas frutas”, menciona la presidenta de Addecan.

Estreñimiento, dietas y diabetes

Los bananos si están maduros no son indigestos. Si, por el contrario, los tomamos poco maduros o verdes pueden provocar dispepsia, independientemente del momento en el día en el que se coman.

A la hora de consumir banano , debemos de tener en cuenta que su consumo excesivo puede provocar estreñimiento, por lo que, en caso de padecer este problema digestivo, debemos de moderar su consumo.

En algunas dietas de adelgazamiento aconsejan no comer banano . “La razón es que es una fruta con un aporte energético mayor a otras, 112 kilocalorías por cada 100 gramos frente a las 52 kilocalorías por cada 100 gramos que contiene una manzana. Sin embargo, este aporte calórico no justifica que se deba retirar de la alimentación cuando nuestro objetivo es bajar de peso, así que podemos comerlos tranquilamente”, comenta Hernández.

¿El banano es una fruta apta para pacientes con diabetes? ¿Mejor si no está maduro? La nutricionista considera que para contestar a esta pregunta debemos explicar primero lo que es el índice glucémico (IG): “Se trata de una medida de la rapidez con la que un alimento puede elevar los niveles de azúcar en sangre. Es un concepto importante si somos diabéticos, ya que o bien nuestro cuerpo no genera insulina, que ‘retire’ el azúcar de la sangre, y la tenemos que administrar de forma externa o no la genera en cantidad suficiente y por tanto debemos dar medicación que ‘ayude a sintetizarla’”.

El banano tiene un IG que va de 55 a 65 según lo tomemos menos o más maduro, frente, por ejemplo, a la pera que tiene en torno a un IG de 37. Por ello, señala Hernández, “los diabéticos deben tomarlo de una forma más moderada en cantidad y evitar que esté muy maduro o comerlo junto a otros alimentos para no generar un pico de azúcar en sangre, pero esto no quiere decir que si padecemos diabetes debemos eliminarlo de nuestra vida”.

Consejos para evitar que los banano se estropeen demasiado rápido

Si lo que buscamos es que los bananos no maduren rápidamente -recordemos que es una fruta climatérica (sigue madurando tras su recolección)- debemos meterlos en la nevera separados de otras frutas climatéricas (tomate, kiwi, manzana…). Al estar entre 4 y 5ºC se ennegrecen; para evitarlo podemos meterlos en una bolsa de conservación o envolverlos con papel de cocina o con un paño.

La presidenta de Addecan afirma que “tampoco debemos preocuparnos si maduran demasiado, porque los podemos usar para untar en una tostada, hacer un bizcocho, un batido o un helado. ¡Con esta fruta tenemos muchas posibilidades!”.

Origen del banano y sus tipos

La bananera proviene del Sudeste Asiático. De ahí pasó a África y, posteriormente, a las islas Canarias en el siglo XV y desde allí fue llevado a América por los españoles.

Existen una gran variedad de bananos: Valery, Dominico, Lacatán, Poyo, Gran Enana, Pequeña Enana, Morado, Tabasco, Manzano, Cavendish… En Canarias la mayoría de su producción es de la variedad de Pequeña Enana y Briel y, en menor proporción, Gran Enana y Gruesa Palmera.

MÁS INFORMACIÓN