La BBC cuenta historia de la boda de Alejandra y Daritzia, el primer matrimonio igualitario en Centroamérica

Imagen

En mitad de una pandemia, transmitido por televisión nacional y con repercusión mundial. El "sí quiero" de Alexandra Quirós Castillo, de 29 años, y Dunia Daritza Araya Arguedas, de 24, fue de todo menos convencional.

"Yo las declaro esposa y esposa", pronunció una notaria pública a las 00:08 del martes 26 de mayo de 2020. Y así se convertían en la primera pareja del mismo sexo en casarse civilmente en Costa Rica y en toda Centroamérica.

La campaña impulsada por la organización "Sí Acepto, Costa Rica" dio sus frutos tras una intensa batalla legal que duró 17 años y que se materializó con una resolución histórica de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) en 2018.

Precisamente, el año en el que Alexandra y Dunia Daritza —o "Dari", como la llama cariñosamente su ahora esposa— se conoci

Daritza ahora está en proceso de tramitar legalmente que su bebé de siete meses tenga el apellido de ambas, que se emocionan al hablar de su boda: "¡Increíble, inimaginable!", dicen al unísono sin poder contener la sonrisa.

Por videollamada y desde su casa en San José, le contaron a BBC Mundo su historia.

Alexandra y Daritzia

¿Cómo se siente haber protagonizado una boda histórica?

Alexandra: Han sido tantas emociones en tan poco tiempo que creo que no hemos tenido el chance de asimilarlo.

Daritzia: Emocionadas, al fin

¿Cómo ha sido su historia de amor?

A: ¡Ha sido tan vacilona (divertida)! Nuestro primer contacto fue a través de redes sociales. Yo publiqué en Facebook que estaba dando en adopción a unos gatitos y Dari fue una de las personas que me contactó para decirme que estaba interesada en uno de ellos. Quedamos un día para entregarle la gatita en un parque y de ahí seguimos hablando. Hubo una química, una conexión muy bonita desde el inicio.

Seguimos hablando y después quedamos en vernos aquí en San José porque ella vivía en otro lado fuera de la capital. Entonces vino, salimos, seguimos hablando... Se fue dando todo así tan bonito que decidimos empezar una relación. Fue en 2018... Y hasta el momento.

¿Qué significa para ustedes ser el primer matrimonio igualitario no solo en Costa Rica, sino también en Centroamérica?

Las dos: Increíble, inimaginable.

D: Realmente inesperado, pero grandioso. Con la entrada en vigencia de la ley, ojalá que quienes siguen luchando en la región centroamericana, e inclusive a nivel mundial, tomen la inspiración y el ejemplo no de nuestro matrimonio, sino de Costa Rica, que ha dado ese paso importante. Que sirva para que su lucha persista y pueda entrar en vigencia también en otros países. Es importante hacer este cambio cultural a nivel internacional.

A: Es un honor grandísimo el que las cosas se hayan dado de esta forma.

Todo fue como muy rápido. Aunque sí veníamos planeando casarnos desde hace varios meses, inclusive hace como un año ya lo habíamos hablado con la Asociación de Familias Homoparentales de aquí en Costa Rica [Daritzia tiene una hija de 7 meses que quieren registrar con el apellido de ambas]. Ellos fueron los que nos dieron la oportunidad y al final todo se fue dando.

En esta foto, Daritzia estaba embarazada de su hijo. En la foto ambas están junto a Alice Castillo, madre de Alexandra.

Pero cuando una imagina su boda, no sé si la imagina retransmitida por televisión... ¿cómo ha sido eso?

A: ¡Lo más!

D: Bueno, es que en un principio nosotras no imaginábamos que iba a ser de esta magnitud. No pensamos que los medios nacionales e internacionales fueran a transmitir la boda. Decidimos autorizar que el video fuera transmitido por la página de Facebook de "Sí Acepto".

A: Es una campaña que se ha venido haciendo desde hace un mes aquí en Costa Rica como para concientizar a la población, para que cuando ya el matrimonio civil igualitario entrara en vigencia por lo menos las personas estuvieran más sensibilizadas, que no sea simplemente un boom, ya fue, ya se pueden casar, y que la sociedad siga siendo la misma. Más que todo para que gente que no estaba de acuerdo con eso del matrimonio igualitario se diera cuenta de que las personas sexualmente diversas son personas y darle más visibilidad y más apoyo al asunto Y, de hecho, siento que ha sido increíble todo el apoyo y las felicitaciones que hemos recibido.

D: Para nosotras no solo ha sido un deseo casarnos, sino que merecemos el respeto ante la ley y había que celebrar.

¿Cuál fue el momento más especial de ese día?

A: La ceremonia en sí fue especial. Y el momento en que pudimos compartir ya con más privacidad con personas más cercanas y especialmente con nuestra hija. En realidad, durante el acto propiamente formal ni siquiera estaba yo enfocada en que había quién sabe cuántos miles de personas viendo el matrimonio. Estaba viviendo el momento. Y fue bonito, fue especial para nosotras.

D: ¡Las palabras de la notaria que nos casó fueron tan lindas! Creo que el ambiente se sentía con mucha calidez. Fue súper bonito también el hecho de que llegamos separadas. Yo no había visto a Dari con el vestido puesto y maquillada y todo y peinada, y cuando llegó y la vi así tan linda fue bastante emocionante.

Daritzia y Alexandra en su boda

Cuando publicamos la noticia de la boda en BBC Mundo observamos muchas reacciones, sobre todo a través de las redes sociales, que tal vez son un reflejo del debate que ocurre también fuera de internet...

A: Una empieza a ver las reacciones de las personas que una tiene en las redes sociales, incluso de familiares, y entonces decidí eliminarlos. No es una energía que yo hubiera querido. Mi Facebook y mis redes sociales por lo menos están con las personas que lo apoyan y que yo sabía que no iban a tener una reacción negativa.

D: Existen (diferentes) puntos de vista, ¿verdad? y habrá comentarios, pero al menos de nuestra parte no nos hemos enfocado en el lado negativo porque hay mucha cantidad. Al menos igual yo en redes tengo un filtro bastante importante y no he aceptado a personas que vayan a ser discriminatorias o que vayan a hacer comentarios homofóbicos y lesbofóbicos. No me interesan ese tipo de personas. Ni siquiera me he tomado el tiempo de leer los comentarios, porque sé que igual que hay positivos hay negativos, y no quiero que eso dañe nuestra energía ni el momento que estamos viviendo, que para nosotras es importante.

A: También yo creo que es sumamente importante el momento en que se da el matrimonio igualitario aquí en Costa Rica, en un momento en que en la Asamblea Legislativa hay un bloque importante de diputados conservadores y que hicieron todo lo posible para que la boda no se diera. Inclusive la semana pasada intentaron presentar una moción para que el matrimonio civil igualitario se aplazara 18 meses después de la pandemia. Y eso que uno no sabe ni cuándo va a terminar la pandemia.

Y a toda esa gente que se opone, que está en contra, ¿qué les dirían?

A: ¡Que la vida es muy linda! La de ellos, la de nosotros, y es diversa. Así como hay personas a las que les gusta mucho el fútbol hay otras a las que no y no se va a hacer un debate solo por eso. Que disfruten de su vida y de lo que sea que les guste. Realmente, ¿en qué les va a afectar que dos personas que se aman se unan en matrimonio? Yo pienso que cuantas más personas felices haya en una nación, más se puede crecer y desarrollar.

La nación está dividida entre opiniones y pensamientos, y en este caso por la religión, ya que Costa Rica se considera católica, apostólica, romana. Y que un país logre el matrimonio igualitario yo siento que es un gran, gran avance en derechos humanos.

Fuente: BBC Mundo