Tenista besa a su novia para celebrar su triunfo en Wimbledon

Alison Van Uytvanck logró un gran triunfo en Wimbledon, la catedral del tenis, al ganarle en apenas la segunda ronda a Garbiñé Muguruza, la campeona defensora. Con parciales de 5-7, 6-2, 6-1, la tenista belga, que no está sembrada, derrotó a la española, que es la número 3 del mundo.

Sin embargo, lo que llamó más la atención fue su efusivo festejo tras el triunfo más importante de toda su carrera. Van Uytvanck fue a besar a su novia, también tenista, que miró el partido desde las gradas.

Es apenas la segunda vez desde febrero de este año en la que Van Uytvanck gana dos partidos profesiones en fila, según datos de ESPN. Por primera vez en su carrera de 7 años en el circuito de la WTA, llega a tercera ronda de Wimbledon y es apenas la segunda vez que lo hace en cualquier torneo de Grand Slam (en 2015 llegó a cuartos de final de Roland Garros).

A inicios de este año, Van Uytvanck habló por primera vez sobre su relación con la también tenista Greet Minnen. En el programa de deportes belga, Sporza, la tenista discutió su sexualidad y abiertamente declaró que sostenía un noviazgo con Minnen.

“No es un tabú, [la relación] me hace feliz,” dijo Van Uytvanck. “Pronto comenzaremos a vivir juntas. Estás súper felices juntas y es lo que quiero mostrar al mundo”. Agregó que: “Nadie tiene que justificar por qué son lesbianas o gays. No es una enfermedad. Somos muy abiertas con respecto a nuestra relación y mis padres están orgullosos de ella. Es lo más importante porque el apoyo nos hace sentir bien”.

Van Uytvanck, de 23 años, confesó haber sido víctima de bullying por sus preferencias y ahora es una activista contra este tipo de prácticas intimidatorias: “Ahora hablo con los niños y les digo que ‘no al bullying’ y confrontó a aquellos que hacen mi vida tan difícil con mi éxito para que ellos puedan entender el dolor que he experimentado”.

Es por eso que en Wimbledon, uno de los torneos de tenis más conservadores de todo el mundo, llamó mucho la atención la manera de celebrar con su novia. Pero, como Van Uytvanck bien dice: “No hay que tener vergüenza, quiero ser libre”.

Van Uytvanck ha alcanzado el lugar 41 del ranking de la WTA. Hace dos semanas ganó el Abierto de Budapest, su segundo título profesional y actualmente se encuentra en el lugar 50. Sus entrenadores, entre ellos la ex tenista Ann Devries, le ven potencial para llegar al Top 20, Su novia, Minnen, tiene 20 años y ocupa el lugar 323 del ranking.

Van Uytvanck jugará el partido de tercera ronda contra la estonia Anett Kontaveit.