Ex tenista Boris Becker pide inmunidad diplomática por su situación de bancarrota

No sé sabe cómo acabará todo este proceso para Boris Becker, pero el alemán, que ha puesto en subasta la mayor parte de sus trofeos, ha pedido la inmunidad diplomática en el Reino Unido como representante del deporte de la República Central Africana ante la Corte Suprema. 

Esto implica que ahora se necesita del consenso del Ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson y su homólogo en la República Central Africana para que Becker pueda ser sometido a cualquier procedimiento legal por su proceso de bancarrota.

En una vista judicial ayer ante el Tribunal Superior de Londres, los abogados del antiguo deportista presentaron el argumento de la inmunidad diplomática para evitar ser procesado por insolvencia en relación con unas deudas que datan del año 2015.

Su puesto ante el bloque europeo está regido por la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas de 1961, que fija la inmunidad.

De esta manera, Becker no puede estar sujeto a medidas legales sin el consentimiento de las autoridades diplomáticas de Londres y Bangui, resaltan este viernes los medios británicos.

Becker fue declarado en quiera económica en 2017 por un tribunal británico, lo que lo ha obligado a vender trofeos y diversos recuerdos de su carrera, como zapatillas y camisetas, que serán puestos a subasta por decisión del administrador de la insolvencia.