Tour: Amador ingresa en la casilla 42 con el mismo tiempo que el ganador Caleb Ewan

Final in extremis en la undécima etapa

El corredor australiano Caleb Ewan (Lotto Soudal) se ha adjudicado la undécima etapa del Tour de Francia, disputada entre Albi y Toulouse sobre 167 kilómetros, tras batir en un final de foto finish al holandés Dylan Groenewegen (Jumbo-Visma) y Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) conserva el jersey amarillo. Andrey Amador, costarricense del Movistar Team, ingresó en el puesto 42 con el mismo tiempo que el ganador. 

En la general Amador se ubica en el puesto 52 a 33min 59seg de Alaphilippe. 

Fue un triunfo ajustado, por apenas un tubular, el del 'canguro' Caleb Ewan, que se suma al selecto grupo de corredores que tiene en su currículo una victoria de etapa en las tres grandes, Giro, Vuelta y ahora Tour, tras los éxitos en 2015 y 2017 en las rondas española e italiana.

Este jueves el Tour llega a los Pirineos en la duodécima etapa entre Toulouse y Bagneres de Bigorre, de 209,5 kilómetros, con dos subidas de 'primera', el mítico Col de Peyresourde, 13,2 kilómetros al 7 por ciento; y Hourquette d'Ancizan, 9,9 kilómetros al 7,5 por ciento, cuya cumbre está a 30 kilómetros de la llegada.

MONTONERA A 30 KILÓMETROS

El 'sprint' masivo en Toulouse es un hecho desde antes incluso de comenzar la etapa, con la única reserva de posibles caídas que hicieran trizar el gran grupo. Hubo dos, pero de escaso impacto salvo para Terpstra, que tuvo que abandonar tras una montonera a 30 kilómetros de meta. Incidente que cortó momentáneamente a Quintana y Porte, sin problemas después para reintegrarse en el pelotón.

La única duda, en fin, era quién iba a imponerse en meta en el Tour con mayor igualdad entre velocistas que se recuerda. Y resultó ser Caleb Ewan, el único de los grandes nombres que no había visitado el podio, el que se impuso, rebasando in extremis a Groenewegen, con Viviani ocupando la tercera posición.

Y con la victoria del australiano, un nuevo hito. Por primera vez desde 1993, el Tour supera la undécima etapa sin que ningún ciclista haya ganado más de una etapa individual. Como siempre que se habla de récords en el Tour, procede colocar un asterisco texano: Armstrong fue el único que ganó dos etapas en este margen en 2002, aunque la historia oficial las haya borrado sin designar un ganador alternativo.

SEIS GANADORES AL SPRINT

Más sorprendente todavía es que hasta seis corredores hayan ganado sprints masivos en apenas 11 días: Teunissen, Viviani, Sagan, Groenewegen, Van Aert y ahora Ewan. La hemeroteca, sin embargo, dice que este registro no es tan extraño como el anterior: en 2007 lo lograron McEwen, Steegmans, Hushovd, Pozzato, Boonen y Hunter.

Y este Tour tan democrático, tan inhabitual, esconde otro registro histórico sorprendente. Por segunda vez desde que Bradley Wiggins fundó la dinastía victoriosa del Sky (ahora Ineos), ningún ciclista de la escuadra británica ha vestido el maillot amarillo en alguna de las 11 primeras etapas. El único precedente es el de 2014, el año en que el Chris Froome tuvo que abandonar la carrera en la quinta etapa.

La sensación generalizada, no obstante, es que Ineos se apoderará del amarillo tarde o temprano. Podría ser este mismo jueves, en la primera etapa pirenaica, aunque Alaphilippe está decidido a aguantarlo sobre sus hombres el máximo tiempo posible. Si el francés lo logra, difícilmente podrá superar la contrarreloj del viernes con él, donde Thomas será sin duda el gran favorito entre quienes aspiran a ganar el Tour.