Amador cumple con su labor de peón en la etapa más extensa del Tour de Francia

El holandés Dylan Groenewegen del Jumbo Visma fue el ganador de la etapa 7 del tour de Francia luego de 230 kilómetros, la fracción más larga de la competencia. Andrey Amador, del Movistar Team, ingresó en la casilla 164 a 3min 13seg del vencedor. 

El corredor tulipán registró un tiempo de 6:02:44” y tuvo un gran final de photofinish junto con Peter Sagan.

Amador está en la casilla 66 de la general a 23min 23seg del líder Giulio Ciccone, de nacionalidad italiana. 

Ciccone mantiene seis segundos de ventaja sobre el anterior líder, el francés Julien Alaphilippe, mientras que el belga Dylan Teuns, ganador el jueves en la llegada en alto de La Planche des Belles-Filles, es tercero a 32 segundos. «Sé que seis segundos no es nada. Pero voy a intentar conservar el maillot», señaló el joven italiano de 24 años, pensando ya en la etapa de media montaña de este sábado.

Entre los favoritos, el primer clasificado de la general sigue siendo el británico Geraint Thomas, quinto a 49 segundos del maillot amarillo, seguido de su compañero colombiano del Ineos, el joven Egan Bernal, que es sexto de la general a 53 segundos de Ciccone.

Fue necesaria la 'foto finish' para determinar que Groenewegen era el ganador de la etapa más larga de la presente edición del Tour en vez de Caleb Ewan, con el que terminó muy igualado. «Ha sido un final muy bonito, como siempre ocurre en el Tour de Francia», estimó Groenewegen. «El equipo Bora (de Sagan) estaban muy fuerte y a 500 metros del final estábamos encerrados. Pero Mike (Teunissen) me hizo hueco y pude ir hasta el final. Con Caleb Ewan siempre son finales tensos. Hoy pudimos ganarle. Me sentía bien los últimos días», apuntó.

El corredor holandés de 26 años, que en la etapa inaugural de esta edición en la capital belga había sufrido una caída, consigue la cuarta victoria de su carrera en el Tour. Ha ganado al menos una etapa en cada una de sus participaciones en la 'Grande Boucle' desde 2017.

Sin grandes sobresaltos

Dylan Groenewegen celebra la victoria. /Afp

El eslovaco Peter Sagan, que luce el maillot verde de la clasificación por puntos, pudo terminar tercero, imponiéndose en su caso al italiano Sonny Colbrelli. El esquema habitual de las etapas llanas se respetó en esta jornada de transición, que llevó al pelotón desde el Franco Condado a la región de Borgoña.

Dos corredores, los franceses Yoan Offredo y Stéphane Rossetto, se escaparon pronto y estuvieron distanciados 218 kilómetros. Fueron neutralizados a falta de 12 kilómetros para el final. Llegaron a tener una ventaja máxima de seis minutos.

El viento de cara en la parte final provocó problemas a algunos hombres, como el colombiano Nairo Quintana y el irlandés Dan Martin, que se quedaron en un pequeño corte del pelotón a una treintena de kilómetros para el final, lo que les obligó a un esfuerzo suplementario.

Este sábado, la octava etapa contará con un trazado de media montaña, en un recorrido de 200 kilómetros que unirá Mâcon con Saint-Etienne. «Será una etapa muy importante. Va a ser muy dura, más de lo que pensamos», avisó el corredor francés Thibaut Pinot.