Una agresión sexual acabó con la carrera de la mejor piloto estadounidense

Elena Myers, en una foto de archivo

En enero de 2016 Elena Myers, la gran promesa del motociclismo femenino estadounidense, anunciaba que no competiría en dicha temporada por supuesta falta de patrocinio. Una sorpresa para todo el mundo dada su popularidad. Un año después, Myers se ha armado de valentía para desvelar el motivo de su prematura retirada: unos abusos sexuales sufridos en septiembre de 2014. 

Myers sufrió una caída en una carrera en New Jersey y tenía hinchada una rodilla y dolor en la espalda. Por eso, contrató a un fisioterapeuta, Jerome McNeill, en el hotel Loews de Philadelphia donde alojada estaba con su madre. “Un día después de la última carrera de 2014, fui agredida sexualmente por un masajista terapéutico en el spa del Loews Philadelphia Hotel. Informé de la agresión a varios empleados del spa y del hotel, pero nadie me ayudó. Este artículo, que sale hoy en Philadelphia Magazine, es un comienzo para compartir la dolorosa verdad sobre lo sucedido durante y después de la agresión”, indica la piloto en esa publicación.

”Comenzó a tocarme mis genitales por encima de las bragas y a apretarme las nalgas. Me quedé en shock. Él era mucho más grande que yo y no quería que fuera a más. Fue terrorífico”, asegura. McNeill tenía varios antecedentes penales: además de haber sido acusado de abusos sexuales a otra mujer en otro spa en 2007, ya había sido detenido como presunto autor de una violación de una niña de 12 años, una acusación de la que salió sin cargos tras la desaparición de un testigo fundamental del caso.

En la publicación, Elena explica como aquella terrible experiencia cambió radicalmente su vida y su carácter, perdiendo toda la pasión que sentía por el motociclismo. “Solía ser una persona muy feliz. Muy extrovertida, nunca había tenido problemas. Entonces me convertí en una persona asustada que no podía reconocer. Tenía ataques de ansiedad. No era algo propio de mi carácter. Ahora mismo no tengo ganas de volver a las motos, pero eso puede cambiar”, relata una Myers que no acudió a la Policía en un primer momento, aunque después cambió de idea al conocer que otra mujer había denunciado al mismo masajista por acoso sexual.

Myers hizo historia en mayo de 2010 al imponerse en el circuito Sears Point Raceway en la ciudad de Sonoma (California), convirtiéndose en la primera mujer que ganaba una carrera del AMA Pro Racing, el campeonato de superbikes que se celebra en Estados Unidos.

Elena tenía entonces sólo 16 años y un prometedor futuro por delante. La piloto californiana, nacida en noviembre de 1993 en Mountain View (California), volvería a ganar otra carrera dos años después, en el Daytona International Speedway. Y entre medias, a finales de agosto de 2011, saltó a la fama a nivel mundial al ponerse a los mandos de la Suzuki GSV-R de Álvaro Bautista en la previa del del Gran Premio de Indianápolis, convirtiéndose así en la mujer más joven en subirse a una MotoGP. 

Myers se convirtió en 2010 en la primera mujer que ganó una carrera del AMA Pro Racing

Fuente: Diario La Vanguardia