En el PSG estallan contra el árbitro tras humillante derrota 5-1

Más allá de lo abultado del resultado, el 5-1 encajado ante el Lille sólo será un pequeño lunar en el futuro título de los de Thomas Tuchel. El PSG tiene totalmente encarrilada la Ligue 1, pero eso no quiere decir que los parisinos no acabaran enojados tras la derrota ante el Lille.

En el PSG encuentran en el arbitraje el factor que determinó el catastrófico resultado. El partido estuvo condicionado por la expulsión de Juan Bernat a falta de diez minutos por concluir el primer tiempo. El español, que venía de marcar el gol del empate, disputó un balón en carrera cerca del área con Nicolas Pépé. El delantero acabó por los suelos del estadio Pierre-Mauroy, cosa que hizo que el colegiado Benoit Bastien señalara falta. Este expulsó al español puesto que era el último defensor y consideró que había evitado una ocasión clara de gol. 

Con el resultado de empate en el marcador y la expulsión de Bernat, algunos de los componentes del PSG se mostraron muy indignados con el árbitro del encuentro. 

Según imágenes de Canal Plus, se pudo ver como el técnico Tuchel le dijo al presidente Al-Khelaifi: "Es el mismo árbitro que nos pitó tres penaltis en contra frente el Guingamp". Detrás de Tuchel venia la joven perla francesa, Kylian Mbappé, quien se mostró descontento también con la actuación del árbitro francés. "Este árbitro nos quita la Copa de la Liga, nos quita jugadores... ¡Nos quita todo!", afirmó.

Las quejas más intensas vinieron de parte de Julian Draxler, quien acusó al colegiado de no usar el VAR en la polémica expulsión de Juan Bernat: "¡Para qué quieres el VAR si no lo miras!".

La tensión provocada por el arbitraje no se quedó únicamente en el terreno de juego ya que también llego a la zona del palco. Según afirma el rotativo francés 'L'equipe', después de que Al-Khelaifi bajara a reprochar el arbitraje de Bastien, el presidente del Lille, Gérard López, le recriminó dicha actitud. 

Este reproche no gustó nada al dirigente parisino, quién discutió en el mismo palco del estadio a la vista de todos y que, según el diario francés, abandonó su localidad antes de terminar el encuentro.

El PSG volverá a contar con una nueva oportunidad para proclamarse campeón este mismo miércoles fuera de casa frente al Nantes, donde otra vez un empate será suficiente

Fuente: Diario Sport