Guardiola alcanza el éxito con el Manchester City y se revelan los detalles para lograrlo

El Manchester City alcanzó su campeonato en Inglaterra con la gestión del entrenador catalán Pep Guardiola, que aparte de una inversión millonaria y una conducción precisa marcó varias innovaciones en el equipo para llegar a la cima, detalles que trascienden en la prensa inglesa. 

En Daily Mail explican todos y cada uno de los detalles que ha cuidado el entrenador español desde su llegada a la ciudad inglesa.

Una de las primeras cosas que hizo fue remodelar el vestuario para que tuviera forma circular. Así todos los jugadores estaban al mismo nivel y podían interactuar unos con otros. El nuevo vestuario lleva un poema de Tony Walsh llamado 'This is the Place', que dice: "Algunos nacimos aquí y otros llegamos hasta aquí, pero todos lo llamamos hogar". Es un homenaje a las víctimas del Manchester Arena durante el concierto de Ariana Grande. Para que los jugadores piensen en lo que sienten los aficionados del equipo citizen, también escuchan cada día la música de uno de sus fans más famosos, el cantante de Oasis, Noel Gallagher.

Además de remodelar el vestuario, se reformó el túnel de vestuarios. Ahora las paredes son transparentes para que puedan tener más cerca a sus seguidores. Incluso el wifi está desactivado en algunas partes de las instalaciones para que la plantilla se relaciones más. En el terreno de juego, Pep es todavía más estricto. Exige que el césped se corte a una longitud de 19 milímetros y no deja nunca que crezca por encima de los 23 milímetros. Además, el campo de entrenamiento tiene los carriles de los laterales y la zona de los centrales marcados para ensayar mejor las jugadas de ataque.

La dieta es otra de las cosas que le obsesionan al técnico. Se trajo a Silvia Tremoleda para cuidar la alimentación de los jugadores, incluso la de los que tienen chef propio como De Bruyne, Gündogan o Walker. Para mejorar el ambiente, les obliga a cenar juntos después de los partidos y en ocasiones a comer antes de algunos entrenamientos.

En cuanto a la comunicación, pide que todo el equipo hable inglés. De esta forma se agilizan las cosas y sólo tiene que explicar las cosas una vez. Además, evita que se formen grupos en el vestuario según la lengua en la que hablen. Otamendi y Laporte son algunos de los que están estudiando el idioma.

A pesar de poner tantas normas, Guardiola tiene manga ancha con sus futbolistas cuando es necesario. Siempre ha estado a favor de que los jugadores pasen la noche antes de los partidos con sus familias en lugar de estar en un hotel, pero no tiene problemas en dar permisos especiales, como por ejemplo a David Silva recientemente para viajar a Valencia y visitar a su hijo recién nacido. También ha organizado momentos de ocio para que los jugadores se diviertan juntos fuera del campo. Les ha llevado a jugar al paintball y también a ver la película 'La La Land', entre otras actividades.

Los jugadores aseguran que han perfeccionado su juego gracias a él. Leroy Sané ha reconocido que ahora es mucho mejor en el uno contra uno y Raheem Sterling llegó a explicar que su rendimiento aumentó gracias a que le corrigió una pequeña manía. Le pidió que dejara de controlar el balón con el exterior del pie porque le hacía ir más lento. Desde entonces ha doblado su mejor marca goleadora, con 22 tantos.

Otro que habló bien del técnico catalán fue el belga Vincent Kompany. Kompany, quien, rodeado de sus compañeros, levantará el título de la Premier League el próximo domingo al término del partido en casa con el Swansea City, recalcó que todavía tienen "mucho trabajo por hacer" y aprovechó para rendir tributo a Guardiola, alguien que "ha mejorado a todos los jugadores".

"Si le hubiera conocido con 18 o 20 años podría haber sido el jugador ideal para él; creo que habría mejorado mucho. A mi edad todavía puedo aprender mucho. Una cosa que tenemos en común es que compartimos el hambre y el deseo de nunca estar contentos y siempre querer más", declaró.

Por último, el triángulo que forma en los despachos con Ferrán Soriano (Director Ejecutivo) y Txiki Begiristain (Director de Fútbol), es muy beneficioso para él, puesto que se rodea de gente de confianza para planificar la temporada a nivel económico y deportivo. Por todo esto, es difícil pensar que Pep Guardiola no ha tenido mucho que ver en la gran temporada del City.