AUDIO: Félix Montoya y el éxito de un futbolista fuera de la cancha

AHORA ESTARÁ A CARGO DE LA PARTE LEGAL DEL CLUB VERDOLAGA

El experimentado futbolista, Felix “el tractor” Montoya, dio un paso al lado de las canchas, sin embargo, ese paso no le impide volver a ellas si su equipo, la Asociación Deportiva Carmelita lo requiera. Y es que el jugador de 39 años, pasará a encargarse de la parte legal del club carmelo donde jugó el cierre de su carrera. 

Pese a que Montoya jugó en muchos equipos del país, no tuvo impedimentos que le negaran la posibilidad de estudiar, misma que le permitió tener una carrera en educación física y otra en leyes, carrera que le abre la oportunidad a esta nueva etapa. Esta semana, Félix compartió un poco de su carrera y de cómo se prepara para el retiro en Al Pie del Deporte, además de destacar la importancia del estudio para los futbolistas.

“En esto prevalece la disciplina, es algo que siempre tuve claro, que el estudio va de la mano con el fútbol, cuando pude venir a Saprissa, cuando estaba en categorías menores, preferí sacar el colegio allá en Cañas, y después de que saque el colegio vine a estudiar acá y se me abrió las puertas de ir al Saprissa, pero siempre tuve claro la visión de que tenía que tener una profesión para cuando me retirara” explicó Félix sobre la importancia que le dio al estudio en su vida.

Sobre su carrera, menciona que el Deportivo Saprissa fue el equipo que más allá de formarlo como jugador, le dio la oportunidad de formar su carácter en la vida fuera de la cancha, esto al rozarse con jugadores de peso. También recuerda que aprendió otros detalles poco implícitos para los futbolistas.

“Ahí tuve compañeros que siempre me aconsejaron, vieron en mi una persona accesible a recibir buenos consejos, y hasta el día de hoy le he agradecido a esos compañeros, porque me formaron carácter, me enseñaron,  muchas cosas que uno en Saprissa aprende y por eso al día de hoy sigo practicando cosas que aprendí en ese camerino” agregó Montoya.

Sobre su salida de Saprissa, recuerda como “una espinita” el haberse ido a préstamo a Liberia, y accedió a irse al ser un equipo cercano a su zona natal, sin embargo, la misma espinita pesó para que al finalizar el préstamo se inclinara por fichar con el Herediano, equipo donde tuvo de sus mejores momentos futbolísticos, según recuerda.

Además, menciona que tuvo la oportunidad de jugar con el Alajuelense en dos ocasiones, una cuando jugaba para el Herediano, donde se quedó por las circunstancias y otra cuando jugaba para el Pérez Zeledón, sin embargo la salida de Javier Delgado frenó su llegada y la oportunidad de jugar con los “cuatro grandes” del país.