AUDIO: Manrique Sibaja cree que nuevos dirigentes de Liberia pueden mejorar la economía del club

Manrique Sibaja, quien se reintegró a la Asociación Deportiva Municipal Liberia, lamentó la situación que vive el equipo de la Primera División desde el punto de vista económico y deportivo. El club tiene debe unos ¢250 millones.

Los liberianos están condenados en este momento a descender, por su ubicación en la tabla de posiciones. 

Para Sibaja, las decisiones de los directivos, han pasado factura.

“Esta situación se ha hecho compleja, al punto de llevar las cosas a donde están al día de hoy. Claramente hay una situación financiera muy severa y se le suma una situación deportiva sumamente complicada”

“Habrá muchas razones de por qué pasó eso pero me parece que en los últimos años hubo una mala administración y se han manejado presupuestos comprometedores e injustificables que han ido sumando hasta desencadenar una situación económica con deudas arriba de los 250 millones de colones”, relató Sibaja a www.everardoherrera.com.

El dirigente explicó que en el peor caso de descender, el reto será poder subsistir pese a las altas deudas. “Lo cierto es que es triste vivir eso que le está ocurriendo a Liberia, aunque aún hay cómo enderezar las cosas para sanar la situación económica”.

El dirigente considera que la llegada de los nuevos administradores podrían dar una nueva cara al club con su apoyo y gestión.

“En este nuevo grupo hay gente que le gusta trabajar en orden y por eso es que ahora me he involucrado nuevamente en la asociación”, dijo.

Sibaja es uno de los que cree que el técnico Erick Rodríguez debió haberse sumado al equipo desde hace varias jornadas y hasta este momento cuando el panorama es más complicado.

Sibaja, quien es liberiano de nacimiento, que se involucró al club en la Segunda División, primero como jugador y posteriormente como dirigente. Posteriormente en la década de los 90's vivió varios subcampeonatos en la Liga de Ascenso.

En el año 2007 fue cuando se apartó un poco más del club por la llegada de Mario Sotela, quien desde su punto de vista "reunía las características para llevar el proyecto".