Popeye Herrera dice que en Costa Rica es imposible centrarse en un biotipo de jugadores

El argentino Marcelo Hugo Herrera, supervisor de selecciones nacionales de Costa Rica, reiteró que desde su punto de vista en el país no se enfocar en buscar un biotipo específico de futbolistas para conformar las selecciones menores.

Herrera ha sido ampliamente criticado por los resultados de las selecciones menores, pese a registrar dos clasificaciones a copas del mundo desde su llegada.

“Se habla mucho del biotipo de jugadores. Es un país pequeño. Si yo viviera en un país como México o Estados Unidos donde viven millones de personas, de repente me puedo enfocar en un biotipo desde los 14 años”

“Lo dije en 2014 y 2015 y lo vuelvo a repetir hoy, no me puedo enfocar en un biotipo, tengo que tratar de buscar a los mejores jugadores porque no encuentro como yo quisiera. No es que no hay nada, tengo, pero no cinco por puesto para nivel selección”, dijo Herrera al programa Zona Técnica.

Pipasa

El argentino llegó a la  FEDEFÚTBOL en octubre del 2014, cuando renunció a su trabajo en Boca Juniors de Argentina.

“Estoy de acuerdo que los resultados mandan y es lógico pero en el medio de ese ambiente se olvidan cosas importantes… Hemos intentado en buscar que tenga participación todo el país en selecciones… Hemos buscado llevar a los mejores a nuestras selecciones”

Un total de 18 personas son las que integran el equipo de trabajo, entre los que solamente hay tres personajes de nacionalidad argentina, incluido Herrera. “El trabajo no es de Marcelo Herrera, sino un montón de gente que trabaja”, dijo el estratega.

Detectó los problemas

El entrenador dijo que en el tiempo que ha estado en la Federación Costarricense de Fútbol, logró detectar muchas deficiencias en la estructura del balompié tico.

“Después de trabajar seis meses en la Federación detectamos que son muchas las necesidades; la infraestructura deficiente, los bajos salarios de entrenadores en ligas menores, se necesitan 6 mil horas de trabajo en los clubes para cumplir con un proceso de 5 ó 6 años para que los chicos lleven una buena formación… Cómo podemos estar trabajando con entrenadores que ganan 300 dólares, quién vive con 300 dólares por mes”

“Cómo un proceso de ligas menores pueden ser buenos si los cambian en seis meses, cuando hablamos de que se necesiten 6 mil horas de trabajo”, cuestionó el sudamericano.

Herrera además señaló que los entrenadores que estuvieron anteriormente, deberían ser felicitados por la forma cómo lograron buenas cosas pese a las limitaciones.

“Cuando nosotros llegamos, los entrenadores de selecciones menores no tenían vestuarios. La federación tiene un gran complejo muy lindo, pero la capacidad, aún ahora sigue siendo pequeña, pese al crecimiento”

“Los anteriores entrenadores trabajaron en condiciones muy por debajo de las que se exige actualmente. Entonces yo tengo que felicitar a Carlos Watson, a Manuel Gerardo Ureña”, dijo.

Herrera hizo un llamado a que se analice bien el fútbol y que se analice si los objetivos planteados en su proyecto inicial se han cumplido.

El argentino señaló que la idea en sus planes de trabajo han sido "la formación, la intención de generar herramientas para que los chicos lleguen mejor formados a las selecciones y clubes".