Los estrenos cancelados y rodajes paralizados producto del coronavirus

Imagen

El coronavirus se propaga por todos los sitios, y hasta Hollywood se ha contagiado. La pandemia, como ya lo ha calificado la OMS, está afectando a todo, y si el Mobile World Congress se canceló hace dos semanas, ahora es la industria del cine la que se está viendo afectada por el virus. 

Así lo reseña un artículo publicado en el diario El Español.  

No es que Brad Pitt o Scarlett Johansson lo hayan contraído, sino que está alterando el calendario de toda la industria y perjudicando a las arcas de las grandes productoras, ya que los rodajes se están cancelando y los estrenos paralizando, y eso supone pérdidas millonarias en un lugar donde lo que más importa es el dinero.

China se ha convertido en el gran mercado para el cine americano. Muchas de sus películas -como Transformers- recaudan más en el país asiático que en EEUU, y es por eso que ahora muchas estrategias comerciales pasan por allí. La fecha y la recaudación china son fundamentales en la rentabilidad de los filmes, especialmente en aquellos cuyos presupuestos son muy abultados. Las salas de cine allí viven un momento de explosión, y muchos creen que superarán a Hollywood como gran potencia mundial.

2020, de hecho, era la fecha en la que muchos creían que se produciría el sorpasso, pero nadie contaba con el coronavirus, que ha hecho que todo el circuito de salas de cine cierre por precaución a un posible contagio. Pero no sólo la industria asiática se ha visto perjudicada, sino que de rebote Hollywood ha visto como sus grandes apuestas para China han cancelado sus estrenos. Hay que recordar que, además, el gobierno chino controla todos y cada uno de los filmes que llegan a las salas, y que sólo unos cuantos lo consiguen. Perder una fecha de estreno fijada es perder dinero.

El último en sufrirlo es Sonic. La adaptación cinematográfica del videojuego ha comenzado su vida comercial en EEUU y en Europa de forma inmejorable (ya suma más de 200 millones en todo el mundo), pero se esperaba que fuera China el que la confirmara como la sorpresa de la temporada. Si recaudaba lo mismo que hizo Detective Pikachu (menos de lo esperado con 85 millones) se colgaría la medalla de la adaptación de un videojuego más taquillera de la historia, un título que ahora le va a costar conseguir.

La propia Paramount lo ha anunciado con una nota de prensa que explica que se pospone el estreno y que no hay una fecha concretada para la llegada de Sonic a China. “Sonic solo disminuirá su ritmo temporalmente, y esperamos llevarlo a la gran pantalla grande en China cuando sea apropiado hacerlo. Todo el país y el mundo se unen para combatir el brote de coronavirus, nos gustaría expresar nuestra gratitud y respeto a todo el personal médico, al personal de rescate y las personas en servicio que nos brindan la asistencia y el apoyo que tanto necesitamos durante estos momentos”, han dicho en el comunicado.

Sonic ha sido la última, y una de las que más lo va a notar, pero ya antes habían cancelado su estreno títulos como 1917, Mujercitas o JoJo Rabbit, aunque sus expectativas de éxito en Asia de ambas eran escasas. También se ha cancelado la premiere y la gira para publicitar la nueva entrega de James Bond, que iba a llevar a todo el equipo a China de promoción del último filme de Daniel Craig como el agente con licencia para matar. Según Deadline el coronavirus también afectará a Disney, que ha retrasado a finales de abril el estreno de su nuevo filme de Pixar, Onward, al menos en Corea y Taiwán, aunque confía en que la alarma sanitaria esté resuelta en mayo, cuando debería estrenarse allí el filme en el que más confían de cara a la taquilla asiática, la adaptación de acción real de su clásico animado Mulán.

China no es el único quebradero de cabeza para Hollywood, la crisis por el coronavirus en Italia también ha tenido efectos negativos, y es que Paramount confirmaba esta semana que cancelaba el rodaje de Misión Imposible 7 que iba a tener lugar en Venecia, donde pensaban pasar tres semanas de rodaje que han tenido que pararse por indicaciones de las autoridades italianas. El estudio emitía de nuevo un comunicado explicando que debido “a la seguridad y el bienestar del equipo, vamos a cambiar el plan de producción de nuestro rodaje de tres semanas en Venecia”. De momento todos ellos han vuelto a casa mientras el equipo de producción busca un plan B para comenzar el rodaje.

Fuente: Diario El Español