Un hombre encuentra su tumba en un cementerio y asegura que su exmujer es la culpable

Imagen

Menudo susto se llevó Alan Hattel de 75 años al encontrar su propia tumba en el cementerio de Forfar, Escocia. El hombre se tuvo que convencer de que estaba vivo. No solo eso, tuvo que llamar a sus amigos y conocidos para avisar que no había muerto.

 

"Mi teléfono no suena desde hace 3 o 4 meses. Estuve confundido con todo esto, pero ahora sé por qué nadie me llamaba", declaró el soldador retirado. "Ni siquiera quiero ser enterrado. Quiero que me cremen", agregó.

Imagen

Hattel le echó la culpa a su ex esposa Berta, quien compró la parcela hace varios años y puso la lápida con los nombres de ambos, creyendo que serían enterrados juntos. "Nunca, pero nunca dije que quería ser enterrado junto a mi ex esposa. Estamos separados desde hace 26 años", aseguró.

El hombre ya se contactó con el consejo de Angus, distrito en el que se encuentra el cementerio, para remover la placa y tapar la tumba. Su ex esposa se negó a dar declaraciones, aunque un miembro de la familia advirtió: "Es un asunto familiar y está siendo resuelto de forma privada".