Richard Carapaz, el ciclista que hizo emocionar a todo Ecuador en el Giro de Italia

El ciclista ecuatoriano Richard Antonio Carapaz, quien es compañero del tico Andrey Amador en el Movistar Team de España, volvió a poner en alto el nombre de su país ganando una etapa en el Giro de Italia. 

Lo hizo el día martes en el cuarto día de competencia. El año anterior también había salido victorioso disputando la octava etapa. 

El diario español el Mundo presentó una reseña de la vida y carrera de Carapaz: 

En abril de 2014 fue atropellado cuando se entrenaba cerca de Julio Andrade, su localidad natal, en la provincia de Carchi. Una mujer no controló los frenos de su vehículo y le arrolló provocándole heridas en un gemelo. El corredor fue trasladado la hospital de Tulcán, donde le explicaron que existía la posibilidad de que nunca más pudiera montar en el «caballito de acero». Nada ha sido fácil para el ecuatoriano Richard Carapaz, el nuevo estandarte del Movistar, tras el apagón de Mikel Landa.

El pequeño escalador, 25 años, que se impuso ayer en un final caótico de la cuarta etapa del Giro de Italia, es un tipo duro. Cuando era un crío ayudaba a sus padres en las tareas ganaderas, ordeñando vacas y llevando pasto a los animales. A los 15 años decidió dedicarse al ciclismo, lo que provocó un pequeño conflicto en la familia, que prefería que se dedicara a los estudios. Tras enrolarse en el pequeño equipo de Panavial-Coraje Carchense comenzó destacar en las categorías inferiores de su país. Con sus triunfos en los Juegos Panamericanos sub-23 en 2013, la Vuelta a Guatemala en 2013 y la Vuelta a la Juventud en 2015 llamó la atención de técnicos europeos.

En 2016 fue contratado por el Lizarte y su facilidad para la escalada llamó la atención de Eusebio Unzué. El mánager del Movistar pensó que podría ser un buen gregario para Nairo Quintana. Sus notables prestaciones en el Giro de Emilia, Los Tres Valles Varesino y el Giro del Piamonte terminaron por convencer al director navarro. 

Un fichaje muy acertado. Carapaz venció tras un acelerón en una pequeña subida a en Frascati. Su ataque hizo inútil un postrero arreón del australiano Ewan. Ganó de la misma forma que hace un año en el Giro. En el final situado en Montevergine -octava etapa-, el ecuatoriano atacó a falta de un kilómetro y dejó sin opciones a Formolo, Pinot y Yates. En la general de la edición de entonces acabó en cuarta posición. Luego también destacó en la Vuelta a España. Carapaz es muy rentable.

«Estoy emocionadísimo. Sabíamos que era un día largo, con muchos repechos y que el terreno nos iba bien pero para nada esperaba vencer», reconoció el ecuatoriano.