Froome gana Tour y Vuelta de España para abrir debate sobre ganar dos grandes carreras

El triunfo en la clasificación general final de dos de las grandes vueltas del ciclismo mundial se ha convertido en algo muy difícil de alcanzar. Son contados los corredores que han podido levantar el título, aunque muchas han sido las apuestas. Nairo Quintana intentó este año ir por el triunfo en el Giro de Italia y el Tour de Francia, pero se quedó con las manos vacías. Sin embargo, el británico Chris Froome lo intentó de otra manera y se llevó el campeonato de la ronda francesa y la Vuelta a España.

El diario Tiempo de Colombia consultó a gente vinculada estrechamente al ciclismo europeo, con la experiencia de haber vivido de cerca esta misma apuesta y aseguraron que hay diferencias entre hacer Giro-Tour a Tour-Giro.

“El Giro demanda un desgaste tremendo, es muy exigente, y es evidente que un ciclista no puede llegar al ciento por ciento al Tour. Te arriesgas a que en las primeras etapas no llegues bien a la carrera francesa y en la semana final te pasen factura los kilómetros del Giro”, precisó el técnico Álvaro Pino.

Y agregó: “Si quieren ganar el Tour, hay que apostarle solo a esa carrera. La opción de ganar dos pruebas de tres semanas al año pasa por hacer Giro y Vuelta, pero no Giro y Tour, porque hay factores como el recorrido, el clima y la mentalidad que los hace distintos”.

Por su parte, Joseba Beloki fue tres veces podio del Tour de Francia y le apostó varias veces al doblete. Terminó de tercero en Francia en el 2001 y 2002 y fue segundo en el 2002. En las dos primeras ocasiones también corrió la Vuelta, algo que para él es mucho menos complicado que hacer Giro y Tour el mismo año.

“En el 2005 corrí las tres, pero la experiencia me dice que es mejor hacer Tour y Vuelta que Giro y Tour porque hay más espacio para descansar y reanudar la marcha. Además, el Giro se corre en primavera y luego se llega al calor francés, clima que también acompaña en España”, contó Beloki.

También depende de las condiciones y las adaptaciones de cada corredor. Si bien en el Giro el frío predomina, pues hay ciclistas que se adaptan bien a esas condiciones. Nairo, por ejemplo, es uno de ellos, pues entrena en Boyacá, en altura y el frío le hace bien, aunque el rendimiento en el calor no es que sea malo.

Froome, en la jornada con final en Los Machucos de la Vuelta a España, dijo que el frío le pasó factura y ha ganado el Tour cuando es verano en Francia.

Los recorridos influyen mucho. Por ejemplo, bien lo dijo Fernando Escartin en EL TIEMPO antes de La Ronda ibérica: "Nosotros en España no tenemos los premios de montaña del Giro y del Tour, por la exigencia", y eso hace que en esas dos últimas carreras los grandes escaladores rindan mejor.

En la historia del ciclismo del mundo solo cuatro corredores han logrado en una misma temporada algún doblete y solo dos han conseguido obtener el triunfo en el Tour y la Vuelta: Jacques Anquetil (1963) y Bernard Hinault (1978).

Han ganado el Tour y el Giro el mismo año Anquetil (1964), Eddy Merckx (1970, 1972 y 1974) e Hinault (1982 y 1985).

El doblete Giro y Vuelta solo lo han logrado dos pedalistas: Merckx (1973) y el español Alberto Contador (2008).

Ahor apareció Chris Froome para confirmar su dominio en el ciclismo mundial y unirse al corto grupo de ciclistas que ha ganado dos grandes vueltas el mismo año: en esta ocasión el Tour y la Vuelta.