Richard Carapaz, el ciclista ecuatoriano que se repuso a un accidente y hoy brilla en el Giro

A Richard Carapaz, hace cinco años, le dijeron que no seguiría en el ciclismo. Lo recuerda bien su esposa Tania Rosero, quien le apoyó para que se recuperara de un accidente.

A mediados de abril del 2014 cicleaba por la calle de La Estrellita, en la parroquia Julio Andrade, en Tulcán, Carchi, y fue impactado por un auto. Su pierna derecha empezó a sangrar y perdió el conocimiento. Despertó camino al centro médico y fue operado.

El médico que le atendió le dijo que volvería a ciclear en un mes y medio, pero más adelante otros especialistas le dieron diagnósticos desalentadores.

Consideraron que su carrera no continuaría, pues se le dañó el tejido muscular. “Le dijeron que no volvería al ciclismo, pero Richard mostró su voluntad para recuperarse”, relata Rosero, de 25 años. Con ella procreó a Santiago (ahora de 5 años) y a Sofía (de 2 años y medio).

A los seis meses de ese accidente, tras sesiones de fisioterapia y con empeño, ‘Richie’ volvió a las pistas. Compitió por Panavial-Coraje Carchense en la Vuelta al Ecuador.

El equipo, dirigido por el entrenador Paulo ‘La Bruja’ Caicedo, trabajó para que fuera campeón. Todo estaba listo para el título. En la etapa final debía cumplir el trayecto, pero Carapaz se cayó en la última vuelta.

 

Tenía 21 años y, con esa amarga derrota, parecía que una vez más la fortuna le era esquiva. Con su esposa había conversado que, si hasta los 23 años no daba el salto a Europa, se retiraría de los pedales.

“Richard siempre tuvo el sueño de entrar a un World Tour (el circuito mundial de las carreras de máximo nivel del ciclismo de ruta). Desde que éramos novios tenía ese sueño”, contó su cónyuge.

Carapaz estuvo un año y medio en Coraje Carchense y después emigró a Colombia junto con Jonathan Caicedo. Esto se consiguió gracias a una recomendación de Paulo Caicedo.

En el país del norte, ‘La Locomotora’ empezó a labrar sus éxitos y a convertirse en profeta fuera de su tierra, en grandes competencias. Ganó la Vuelta a la Juventud y del Porvenir en el 2015 con el equipo Strongman, en Cundinamarca, Colombia. Entonces, el entrenador Luis Celi pulió su talento.

“Tenía sobrepeso. Le enseñé sobre nutrición y alimentación”, contó el especialista.

Paulo Caicedo ratifica que Carapaz obtuvo un buen nivel Colombia, pero indica que desde antes ya mostraba condiciones. “Es un ciclista que se mete bien en el equipo. El ciclista no solo debe montarse en la bici, tiene que ser inteligente y tener estrategia. Richard posee todo eso”.

Caicedo fue uno de los pocos entrenadores del pedalista en Carchi. El primero fue el fallecido Juan Carlos Rosero, a quien Carapaz y sus familiares reconocen como su mentor.

Rosero lo descubrió en el Colegio Nacional, en Sucumbíos. Lo reclutó y le enseñó sobre técnicas y forjó su carácter.

Con Rosero, Carapaz se entrenó por las rutas de Sucumbíos y de El Carmelo, parroquia de Tulcán. Con él ganó medallas juveniles.

Por la carretera Interoceánica de El Carmelo, precisamente, se entrenó con ahínco para el Giro de Italia del 2018. “Cuando me dijeron que iría al Giro me di cuenta que mi tierra era ideal para entrenarme, por el frío y el clima, parecido al del país europeo”, contó el campeón al MovistarTeam.

Ese equipo lo fichó en el 2016 para que compitiera en su filial Lizarte, donde el ecuatoriano obtuvo la Vuelta a Navarra.

Antes de la contratación, ‘Richie’ estuvo tres meses a prueba. Fueron momentos difíciles pues no había sueldo y Carapaz sostuvo a su familia con el apoyo de sus suegros y de sus padres, cuenta su pareja.

En el Movistar Team, el ascenso fue fulgurante. Ganó la Vuelta a Asturias del 2018 y del 2019. También fue cuarto en el Giro de Italia del 2018, una competencia que por fin conquistó el domingo, en su segunda participación.

El Giro fue su gran anhelo en la juventud. Lo miraba por TV y decía que le gustaría llegar a ser como Alberto Contador.

“Desde joven decía que algún día correría en el Giro”, ratificó su padre Antonio Carapaz, quien le llevó una bandera tricolor a Verona el domingo, para celebrar el título.

Fuente: El Comercio de Ecuador