VIDEO: El otro mundo que les queda a los deportistas en su retiro

Un impactante reporte mundial

El documental "el reverso  de la moneda" muestra primeramente como el deporte paso de ser una actividad lúdica para convertirse en otro sector de la economía mundial, donde la  competitividad es vista como un valor y el lucro es su principal motor. De ahí que, los y las deportistas dejan de ser concebidas como personas y se convierten en un Producto más.  

Partiendo de la lógica de mercado, los deportistas están supeditados a las exigencias del mercado y las leyes del beneficio, por consiguiente, el  perfeccionamiento constante -aumentar su nivel de rendimiento- es un requisito fundamental. 

Este requiere mantenerse atractivo  tanto para el público como para la institución que los contrata -de lo contrario serán desplazados por alguna otra persona- la  eficacia es medida a través de la cantidad de victorias y medallas que estos logren ganar, las cuales se traducen en réditos económicos tanto para ellos como para sus clubes y naciones.

Consecuentemente, al igual que cualquier otro producto, los atletas poseen una vida útil preestablecida -fecha de caducidad-  el envejecimiento, misma que puede  adelantarse  producto de algún accidente y/o lección que obligue a abandonar el mundo del espectáculo.

El documental llama a hacer una reflexión sobre los costes que las personas están dispuestas a pagar para conseguir el éxito, enfatizando en las consecuencias a largo plazo en  la salud de ellos y ellas, en éste se  expone que existe evidencia científica donde se establece la relación existente entre las encelopatias traumáticas crónicas – enfermedad cerebral degenerativa en conexión con las conmociones: producidas por la exposición reiteradas a golpes en la cabeza – y el desarrollo de problemas comportamentales, conductas violentes, falta de juicio, pérdida de la memoria, problemas psiquiátricos: depresión, depresión maniaca, psicosis y tendencias suicidas. También se destaca que la enfermedad de ELA está asociada a microshock repetidos sobre la columna cervical –específicamente en el caso de los futbolistas a causa del juego de cabeza- la cual puede ser agravada por el consumo abusivo de analgésicos y antinflamatorios, comúnmente utilizados para tratar dolores y lecciones menores.

En esta misma línea, el video permite hacer una reflexión sobre la ética  y la moral que rige este tipo de espectáculos o la ausencia de ella, tanto de los deportistas como  los clubes, específicamente en el uso de medicamentos –ilegales-   para aumentar el rendimiento de los y las deportistas (dopaje) y las consecuencias  futuras asociadas al uso de este tipo de  sustancias.

Cuando el autor se cuestiona a ¿quién debería dársele las medallas y condecoraciones: Al personal médico-clínico que crea al deportista mediante la utilización de diferentes sustancias farmacológicas utilizadas para potenciar el rendimiento de éstos?  Indiscutiblemente hace alusión a la “ética” del deportista quien en última instancia es el que consume la sustancia y cuando se cuestiona  ¿En beneficio de quién trabajan estos médicos: de los clubes o de los deportistas?  Se refiere a la ética profesional del equipo médico que tiene a su cargo la salud del deportista, por cuanto su compromiso debería ser el resguardo de la integridad física del o la deportista, sin embargo es sabido que no siempre es así.

Si bien es cierto, en  algunos casos el uso de sustancias para potenciar el rendimiento de los atletas o minimizar las dolencias asociadas a la práctica del deporte se hace bajo el conocimiento de éstos –quienes están dispuestos a asumir los riesgos asociados dado que las compensaciones económicas  y sociales, lo valen- en otros casos -como se evidencia en el reportaje- lo hacen sin contar con  el consentimiento de ellos y ellas, los cuales en última instancia son engañados (al indicársele  que se les están suministrando una sustancia que no es lo que dicen, por ejemplo “vitaminas”), algo que queda claro es que pocas de estas personas conocen los riesgos asociados al  uso de sustancias y las implicaciones que están tendrán en su salud tanto a mediano como a largo plazo, dentro de las enfermedades referidas en el documental se encuentran diferentes tipos de cáncer, enfermedades vasculares, conmociones, convulsiones, trastornos neurológicos: demencia, alzhéimer, Parkinson, depresión,  suicidio, malformaciones en órganos genitales, abortes espontáneos, pero las consecuencias  no se limitan a estas personas sino que en algunos casos los hijos de estas personas han presentado enfermedades degenerativas como discapacidad mental.

De esta forma, se puede apreciar como aras del lucro y la consecución del éxito/prestigio  las personas  utilizan sustancias legales (analgésicos) e ilegales  sin pensar en las consecuencias que las mismas pueden ocasionarle en su salud. Si bien es cierto, el documental habla específicamente del caso del deporte, esta reflexión puede ampliarse a nuestro cotidianeidad donde en muchas ocasiones las personas recurren al uso de ciertas “pastillas” –tanto para ellas como para otros- que se consideran inofensivas (como es el caso de la acetaminofén)  sin conocer las repercusiones que el uso abusivo y constante  de las misma puede traerle a su organismo, evidenciándose de esta forma que existe un total desconocimiento e irresponsabilidad en el uso que se hace de los diferentes fármacos y más aún sobre los efectos del uso de diferentes sustancias puede ocasionar al organismo.