Navas observó desde la banca grave error de Sergio Rico en ajustada victoria del PSG

Imagen

El equipo del PSG, con el portero costarricense Keylor Navas en la suplencia, venció este domingo 4-3 al Bordeaux como parte de la fecha 26 en la Liga francesa. 

Los goles del conjunto parisino fueron obra de Edinson Cavani (25'), Marquinhos (45'-63') y Kylian Mbappé (69'). 

Sergio Rico, guardameta español, apareció en el once estelar del técnico alemán Thomas Tuchel. 

Para los visitantes marcaron Hwang Ui-Jo (18'), Pablo Castro (45') y Ruben Pardo (83).  

Neymar fue expulsado al 90' por acumulación de amarillas. 

El PSG sigue firme en lo más alto de la tabla con 65 puntos. Marsella ocupa la segunda casilla con 52 unidades. 

Imagen

Cavani, que poco a poco acumula tiempo de juego, después de una primera parte de temporada lesionado, lo que le hizo perder la titularidad en favor de Mauro Icardi, salió al rescate del PSG, al estampar el empate transitorio 1-1, después de que el surcoreano Ui-Jo Hwuang hubiese adelantado a los visitantes.

La primera mitad acabó con empate, pero a dos goles, después de que los brasileños Marquinhos (45+2) y Pablo (45+6) marcasen para sus respectivos equipos, en el caso del central del Bordeaux tras un grave error del portero Sergio Rico. 

En el complemento, de nuevo Marquinhos y Kilian Mbappé parecieron sentenciar el triunfo para los parisinos en la segunda parte, pero el español Rubén Pardo, de un potente derechazo a la escuadra, anotó el 4-3 que dio algo emoción al partido (83), aunque el marcador ya no se movió más.

El PSG acabó con 10 por la expulsión de Neymar en el descuento, por acumulación de amarillas tras una dura entrada a un rival (90+2) y, más preocupante, perdió a su capitán Thiago Silva, que abandonó la cancha en la primera parte por una lesión muscular. Icardi ingresó sobre el final y marcó un gol, pero el VAR lo anuló por un fuera de juego de Mbappé.

El elenco capitalino aprovechó la derrota el sábado de su principal perseguidor, el Olympique de Marsella, que cayó el sábado 3-1 en casa ante el Nantes, para aventajarle en 13 puntos en la clasificación y acercarse a un nuevo título de la Ligue 1.