VIDEO. Atlético de Madrid sacó trabajada victoria ante un buen Osasuna

Imagen

Atlético de Madrid tuvo que trabajar arduamente para vencer 2-0 a un buen Osasuna y volver a colocarse en zona de Champions League. Con las anotaciones de Álvaro Morata al 67' y Saúl Ñíguez al 75'.

El partido nació con timidez, solamente Joao Félix rompió la linealidad de sus compañeros y el atrevimiento de un Osasuna. Los de Jagoba Arrasate fueron los que enviaron el primer aviso con un tiro de Brasanac que lo salvó Oblak ayudado del poste. Morata replicó a los dos minutos asistido por Joao Félix.

El joven de 19 años puso luz en una noche oscura y en una temporada donde "ganar" cuesta mucho más que años anteriores. El portero de los 'rojillos' fue el auténtico líder de Osasuna e intervino con hasta cuatro paradas de mérito para dejar con vida a los suyos antes del descanso. A cuatro minutos del descanso, Herrera metió la yema de los dedos impidiendo que un cabezazo de Joao besase las redes. Esa parada no desquició a un Atlético que siguió intentándolo.

Sin embargo, el cuadro navarro dejó su impronta en el verde del Metropolitano, confirmando el buen año que está firmando en su vuelta a Primera. El 'Chimy' Ávila y Roberto Torres pusieron en apuros a Oblak en un comienzo arrollador de Osasuna en la segunda mitad.

El Atleti recibió un par de sustos inesperados, pero tuvo argumentos para reponerse de un mal inicio. Morata arrebató el protagonismo a Joao Félix y besó el cielo antes de sufrir el desaire de una parte de su afición tras un fallo clamoroso a los 55 minutos. El exmadridista, que sigue pagando su pasado, pegó al aire en un mano a mano clarísimo, pero unos minutos después se desquitó con un cabezazo picado tras un cobró de falta lateral de Trippier para poner el 1-0. 

El gol desató a un Atleti que fue a más con el paso de los minutos y dominó a Osasuna como no lo había hecho hasta ese momento. El 2-0 llegó a cuarto de hora para el final tras una conexión entre Morata y Correa que aprovechó Saúl en el corazón del área. El ilicitano, que cuajó un discreto partido, picó por encima de Herrera y llevó la tranquilidad a las gradas.

Osasuna intentó reaccionar, pero no pudo hacer nada para maquillar el marcador. El Atlético coge aire, vuelve a ganar en Liga tres jornadas después y recupera la cuarta posición. Es la tercera victoria rojiblanca en los diez últimos partidos.