Vidal sube el piso a Guardiola y se lo baja a Bielsa

Imagen

Arturo Vidal es la pieza del plantel del Barcelona que brinda carácter en el vestuario y equilibrio en el campo de juego. A pesar de que nunca pudo mostrar su mejor nivel en el fútbol español, sí ha mostrado una grata versión en sus últimas presentaciones, y se espera que en los próximos partidos de Champions League encuentre un lugar como titular.

El chileno brindó una entrevista al diario francés L’Equipe en la que habló de todo e incluso sobre la eliminación del certamen continental en la temporada pasada cuando su equipo fue goleado por el Liverpool en las semifinales.

“Todavía estoy en cólera. Es difícil de explicar qué pasó. Sin duda fueron demasiados errores individuales e insuficiente concentración. El año pasado la Champions fue loca y no tuvo ninguna lógica, porque el fútbol es caprichoso”.

El mediocampista que triunfó en la Juventus y en el Bayern de Múnich antes de llegar al conjunto catalán, nunca pudo levantar la Orejona y espera que esta temporada pueda sentir su peso: “Este año creo realmente en ella, porque estoy en el mejor equipo del mundo y es el más fuerte físicamente para ir hasta el final a por todos los títulos. El talento te hace ganar el campeonato, pero el físico te ayuda a ganar la Champions”.

 

En el elenco azulgrana, al que arribó en 2018, pudo compartir plantel con Lionel Messi, con quien se había enfrentado en varias oportunidades, pero especialmente en las finales de Copa América entre las selecciones de Chile y Argentina en 2015 y 2016. Ahora que lo ve día a día, pudo comprobar el extraordinario futbolista que verdaderamente es.

“(Messi) Es un extraterrestre que juega con los humanos. Todos los que saben un poco de fútbol reconocen que Leo es el mejor de la historia. Y solo ven los partidos... en los entrenamientos, aún es más terrible”.

Lo más curioso de la entrevista es que Vidal, de 32 años, contó finalmente por qué luce una cresta en la cabeza: “Me la hice después del Mundial sub 20 en el 2007. Me recordaba a un jugador alemán con cresta que me gustó en el Mundial 2002 por ser algo superagresivo que daba miedo al adversario. Y quería hacer algo parecido y me creé un personaje”.

El futbolista en cuestión es Christian Ziege, quien brilló en el lateral izquierdo del Bayern Múnich durante la década del 90 y conquistó la Copa UEFA de 1996. Además, jugó las Copas del Mundo de Francia 98 y Corea-Japón 2002.

 

Con respecto a su manera de ver el deporte, el mediocampista dejó de lado el espíritu del Barcelona y sacó a relucir su verdadera personalidad, esa que le permitió convertirse en un referente en cada equipo al que fue y en un ídolo en su país. “No me canso de decir que si no se deja la vida sobre el terreno de juego y si no se corre hasta el último segundo, es imposible ganar. El fútbol es la guerra. Yo lo doy siempre todo, porque pienso en la gente que se ha gastado su dinero para venir a vernos”.

En la entrevista Vidal fue consultado por Marcelo Bielsa, quien lo dirigió en la selección chilena entre 2007 y 2011, pero al parecer no tiene los mejores recuerdos del argentino: “Es un buen entrenador, sí, por supuesto, él sabe mucho sobre fútbol. Pero es excesivo. No está entre los que más han aportado para mí”. A quien sí halagó fue a Guardiola, con quien coincidió en el Bayern de Múnich: “Pep me dio mucho. Su forma de ver el fútbol, su pedagogía, su ciencia del juego aéreo que siempre debe ser simple y rápido”.

Vidal se ha convertido en una pieza importante del Barcelona esta temporada y se espera que se gane de una vez un lugar en el equipo dirigido por Ernesto Valverde que este año buscará la triple corona: la Champions League, La Liga y la Copa del Rey.