Messi y su maestría en la ejecución de los tiros libres

Imagen

La efectividad del argentino Lionel Messi en la ejecución de tiros libres sigue en aumento. Según una nota del diario El País de España La Pulga, en esta temporada, tiene el mejor porcentaje de acierto de su carrera con un 26%. 

En total Messi, en su historial, suma 52 goles de tiro libre. 

Aquí la nota de El País 

“Cuando está tranquilo, pone la pelota donde quiere”, cuentan quienes conocen a Messi. El año pasado, en uno de los anuncios para una de las marcas que lo patrocina, el director de la publicidad repasó con el 10 del Barcelona el plan del día: “Leo, hay 10 minutos para la sesión de fotos, 20 para imágenes y después tienes media hora para lanzar al larguero. Pero tú tómate el tiempo que necesites. Después se edita”. Messi se calzó las botas nuevas que le ofrecieron. Retrocedió tres pasos y apuntó. ¡Travesaño! Lo repitió dos veces más. “¿Ya está?”, preguntó. Sorprendidos, los trabajadores comenzaron a aplaudir. No sorprende a la hinchada azulgrana. En cada falta directa de Leo Messi, los móviles activan el vídeo: este curso hay un 25% de posibilidades de que el balón termine en la red, según las estadísticas.

Desde dónde marca Messi y por dónde

Una falta cometida sobre el Barcelona en la frontal del área trae siempre el nerviosismo a la grada. Con un acierto del 26,7% de las faltas lanzadas esta temporada, Messi ha alcanzado los 52 goles de tiro libre en su carrera.

-18 goles de los 52 convertidos por el argentino los ha ejecutado desde el lado izquierdo

-Messi suele tirar al mismo lado desde el que lanza la falta. 34 goles los ha marcado así, 15 cruzando el balón.

-El 65,4% de sus goles han sido desde la derecha, el lado natural para un lanzador zurdo.

-El 26,9% de los goles de falta de Messi los ha marcado ajustando el balón a su escuadra izquierda.

-Las mitad de los goles los ha marcado ajustando el balón a la escuadra derecha.

-El argentino no se prodiga marcando por bajo. El 9,6% de sus 52 goles los convirtió ajustando al palo derecho y abajo del portero…

…y el 11,5% al palo izquierdo del portero. Es decir, sumando el gol marcado por el centro, solo el 23,1% de los tantos fue por bajo

Esta temporada han terminado en gol cuatro de las 15 faltas directas que Messi ha lanzado. A los 32 años, el argentino suma la mejor marca de su carrera en cuanto al porcentaje. La campaña pasada, cuando registró más dianas que nunca (ocho), su acierto fue del 13,56%. “¿El secreto de Leo?”, se preguntan en la Ciudad Deportiva del Barcelona; “mucha práctica y mucha concentración. Él focaliza la portería y se aísla”. Así ha marcado 52 goles de falta directa en su carrera, 46 con el Barcelona y seis con Argentina.

El neozelandés Dan Carter, el mejor pateador de la historia del rugby, tenía una receta similar a la del 10. “Tienes que moverte a una posición en la que te sientas cómodo. Y antes de atacar el balón te tienes que relajar”, explica el exapertura de los All Backs, autor de 1.598 puntos, nadie tan goleador como él. Messi tiene su rutina: espera que el árbitro marque la distancia con la barrera, toca el balón y retrocede tres pasos, siempre en diagonal a la pelota. Respira, mira a la portería y apunta. Los guardametas cruzan los dedos.

“Lo único que tienes que hacer es darle toda la información posible a tu portero”, explican desde el cuerpo técnico de uno de los equipos más importantes de la Premier; “sobre todo cuando enfrente está Messi, que tiene muchos registros”. De los 52 goles que ha marcado el 10 del Barcelona y de la Albiceleste, 32 fueron a su palo derecho (mirando la portería de frente, desde la posición del lanzador), 19 al palo izquierdo y uno al centro.

“Si está lejos de la portería buscas que haya menos gente en la barrera para que tu guardameta vea la trayectoria del balón. Si está cerca pones gente alta para que salten, pero corres el riesgo de que la tire por abajo”, insisten desde Inglaterra. “¿Cómo haces para frenarlo?”, se preguntan en la Ciudad Deportiva del Espanyol, su víctima preferida de falta directa (le ha marcado seis tantos al conjunto blanquiazul, por cinco al Sevilla y al Athletic); “miras muchos vídeos y analizas cómo lanza desde cada posición. Si Leo está cerca es mejor un portero con fuerza en las piernas, en cambio cuando está lejos es preferible un guardameta más grande que ocupe más espacio”.

“La nueva norma de la FIFA, sobre que no puede haber ningún jugador a un metro del portero, creo que nos beneficia”, asegura Taffarel, entrenador de arqueros de la selección de Brasil. “Antes había mejores lanzadores de falta que ahora. Y eso es porque los porteros estudian mucho más a los jugadores. Es un tema importante para nosotros, sobre todo cuando tienes a Messi. Cuando el lanzador es bueno, hay poco para hacer”, añade Taffarel.

“Cuando lo tienes enfrente, sabes que te lo va a meter. Es el mejor”, recuerda Jordi Masip, portero del Valladolid, exjugadador del Barcelona. “Una fórmula para pararle los tiros no hay”, interviene Willy Caballero, portero del Chelsea, compañero de Messi en el último Mundial. “Yo tuve más suerte contra él cuando no tuve barrera. Y es algo a lo que le estoy dando vueltas, porque con Leo ya se probó todo. Hasta tipos que se tiraron al suelo por si chutaba por debajo de la barrera”, añade.

Messi ha marcado 46 goles con el Barcelona y seis con la selección argentina. Está a dos de Cristiano, lejos del líder de la tabla: Zico (101). Pelé marcó 70; Ronaldinho, 66; y Maradona, 62. Otro especialista como Juninho Pernambucano firmó 77 por los 65 de Beckham y los 43 de Pirlo.

En la cantera del Barcelona, Messi no era el encargado de lanzar las faltas. “Los entrenadores de aquella época, Rodo [Borrell, actualmente en el cuerpo técnico del Manchester City], Tito y Pimi [García Pimienta, entrenador del Barça B] me eligieron a mí como primera opción”, cuenta Juanjo Clausi, excompañero del 10 en las inferiores. Messi perfeccionó la técnica primero con Ronaldinho y después con Maradona. “Un día Lionel me dijo si nos podíamos quedar después del entrenamiento a ver cómo Ronaldinho lanzaba los tiros libres”, recuerda Gaby Milito; “a partir de ese día se quedó practicando con él”. Un vídeo de Messi en sus primeros entrenamientos con el primer equipo del Barça, mientras le grababan, muestra una técnica muy diferente a la de ahora, menos perfeccionada y más rudimentaria, y un acierto muy alejado del actual.

Maradona continuó con la lección. “Cuando vos le entrás a la pelota, no le saques el pie tan rápido, porque si no, ella no sabe lo que querés que haga. Hay que hacerle entender la trayectoria que querés que haga”, le aconsejó el astro.

El guante de Messi en las faltas le ha permitido celebrar 29 goles de falta en los últimos ocho cursos, más que cualquier otro equipo junto. En ese periodo, la Juventus ha marcado 27, el Real Madrid, 23, la Roma y el Lyon, 21, y el PSG, 20.

Practica como Ronaldinho, trata a la pelota como Maradona y se aísla antes de lanzar como Carter, Messi apunta al balón en las faltas directas y en el Camp Nou preparan los móviles.

Fuente: Diario El País España